Mercados

"Periodo extendido", frase clave en el discurso de la Fed

Los mercados financieros enfocarán sus reflectores al comunicado que emita el Comité de Mercados Abiertos de la Fed, atentos a un cambio en el lenguaje o la ausencia de alguna de las palabras claves del mismo.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
15 septiembre 2014 10:18
[Bloomberg] La Fed mantuvo sus tasas de interés en un rango entre 0.0 y 0.25 por ciento. 

[Bloomberg] La Fed, en el radar de los mercados.

Con los días contados del Quantitative Easing (QE) en Estados Unidos, los mercados financieros enfocarán sus reflectores al comunicado que emita el Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal de Estados Unidos --al término de su reunión de dos días de esta semana--, en busca de pistas para determinar el futuro de la política monetaria, pero sobre todo, atentos a un cambio en el lenguaje o la ausencia de alguna de las palabras claves del mismo.

Sin duda, la frase ”tiempo extendido” será la más buscada por los especialistas e inversionistas, la ausencia o continuidad de la misma en las líneas del comunicado será clave para determinar, no sólo el futuro de la política monetaria estadounidense, sino también, el rumbo en el corto plazo de los mercados financieros.

La Fed ha reiterado en prácticamente en cada una de sus reuniones de este año, que esperaran por un “tiempo extendido”, después de la conclusión de su programa de compras mensuales de bonos –que se descuenta sea en octubre--, para comenzar a elevar el costo del crédito, que desde diciembre de 2008 se mantiene en la banda de cero a 0.25 por ciento.

Las expectativas de que la Fed comenzaría a elevar sus tasas de interés al término del primer trimestre del próximo año habían cobrado mayor fuerza; debido a una recuperación sostenida del mercado laboral, sin embargo, la menor creación de empleos en ocho meses en agosto, echó por la borda esas apuestas.

La realidad es que se espera que la Fed redacte con algodones su comunicado, con cautela y precaución de no generar una turbulencia especulativa en los mercados, mientras delimita un plan para dejar atrás su política monetaria ultra expansiva.