Mercados

Nubarrones de recesión amenazan a Rusia

Sanciones comerciales, el desplome de precio del petróleo y la aguda depreciación del rublo podría arrastrar a la octava economía del mundo a una recesión.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
28 noviembre 2014 12:4
Rusia

Rusia bajo la amenaza de una recesión. (Bloomberg)

Los nubarrones de una recesión amenazan a la economía de Rusia.

La octava economía más grande del mundo, también es desde este año la principal productora mundial de crudo, con una producción diaria de alrededor de 10.5 millones de barriles.

Las sanciones occidentales por el conflicto con Ucrania, la caída de los precios del petróleo, y ahora, la depreciación del rublo a mínimos históricos, anticipan que la economía rusa podría contraerse al final del presente año.

Rusia, castigada con sanciones comerciales desde hace unos meses por Occidente --debido a su conflicto con Ucrania por el control de la península de Crimea--, podría perder alrededor de 35 mil millones de dólares por ese concepto.

Sin embargo, el desplome de los precios del petróleo –superior a 30 por ciento en el año, le pega más en sus finanzas públicas.

Los cálculos indican que la caída de los petroprecios podría costarle al país unos 75 mil millones de dólares.

Rusia requiere al menos un precio de 100 dólares por barril de crudo para equilibrar su presupuesto, ya que 50 por ciento de ese concepto se obtiene mediante los ingresos por ventas de petróleo y gas natural.

Por si fuera poco, la negativa de la OPEP de recortar sus cuotas de producción para frenar la caída de los precios del petróleo, derrumbó este jueves la cotización de su moneda.

El rublo cayó a mínimos históricos de 48.58 unidades por dólar; en el año baja 48 por ciento, anticipando un escenario aún más adverso para la locomotora de Europa del este.

La expectativa de una recesión en Rusia para el año siguiente cada día crece más. para equilibrar su presupuesto, ya que 50 por ciento de ese concepto se obtiene mediante los ingresos por ventas de petróleo y gas natural.

Hasta octubre, la economía rusa experimentaba un crecimiento de 0.8 por ciento a tasa anual, enfilándose a cerrar con un anémico ritmo de crecimiento de 0.5 por ciento en 2014, a penas superior a las previsiones del FMI, de una expansión de 0.2 puntos porcentuales.

Sin embargo, el actual escenario hace suponer que la economía rusa podría cerrar el año en terreno recesivo. Sondeos preliminares anticipan que podría experimentar un decrecimiento de entre 0.5 al 1.0 por ciento, la primera contracción desde 2009.