Mercados

Miembros de la Fed cambian lenguaje dovish a hawkish

La sorpresiva mejoría del mercado laboral y la aceleración de la inflación han contribuido en el cambio de lenguaje de algunos miembros de la Fed
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
21 agosto 2014 9:55
[La Fed podría reducir el ritmo mensual de compra de bonos: Powell. / Bloomberg] 

[La Fed podría elevar antes de lo previsto las tasas de interés. Archivo/Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.--Los responsables de la política monetaria de Estados Unidos han comenzado a discutir con mayor énfasis la posibilidad de elevar las tasas de interés antes de lo previsto, aumentando las apuestas de que esto podría suceder a final del primer trimestre del próximo año.

La sorpresiva mejoría del mercado laboral y la aceleración de la inflación han contribuido en el cambio de lenguaje de algunos miembros de la Fed, que de ser cómodamente dovish (política monetaria expansiva), a pasado a ser más hawkish (política restrictiva).

Sin embargo, la mayoría de los miembros coincide en señalar que es necesario tener más pruebas antes de concluir cuál sería la fecha más adecuada para comenzar a elevar el costo del crédito, que se mantiene dentro de la banda de cero a 0.25 por ciento desde diciembre de 2008.

Según las minutas de la última reunión de la Fed, publicadas ayer miércoles, los miembros del Comité de Mercados Abiertos coinciden en apuntar que se observan progresos en términos de empleo e inflación; pero que las señales nos son suficientes para justificar un endurecimiento de las condiciones crediticias.

Los empleadores en la Unión Americana han creado más de 200 mil empleos por seis meses consecutivos, su mejor racha desde 1997; mientras que la inflación anualizada estadounidense en ubicó en julio en 2.0 por ciento, en el límite de la meta de riesgo de la Fed.

Algunos analistas anticipan, que con un mercado laboral en progreso, los miembros de la Fed podrían elevar las tasas de interés al final del primer trimestre del próximo año, lo que representaría el primer incremento en el costo del crédito desde 2006.

Otros, los menos, esperan que el costo del crédito aumentaría hasta después del segundo trimestre del próximo año, una vez que la recuperación de la economía se haya consolidado.

Pero para todos, las compras mensuales de bonos (Quantitative Easing, por sus siglas en inglés) concluirán después de la reunión de octubre, despejando el camino para una política monetaria menos flexible.