Mercados

La relevancia del análisis fundamental

Como analista fundamental, creo que es posible estimar el valor de un activo a partir de sus fundamentales financieros y que el precio del activo no se desviará mucho del valor intrínseco a largo plazo.
Rincón Del Experto
Gráfico de ventas de ANTAD

Gráfico de ventas de ANTAD. (El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- Warren Buffet es uno de los inversionistas más famosos y lucrativos del mundo, y con justa razón, pues Berkshire Hathaway, el portafolio de negocios del cual es dueño, ha sido desde su creación una historia de éxito.

Desde 1965, la acción del conglomerado ha tenido un rendimiento anual compuesto de 21.6 por ciento contra el 9.9 por ciento del S&P 500 en el mismo período.

Es decir, si hubiéramos invertido mil dólares en Berkshire Hathaway en 1965, hoy tendríamos alrededor de 18 millones de dólares. Pero ¿a qué se debe este éxito? Al correcto análisis fundamental de las empresas que eligió.

Como analista fundamental, creo que es posible estimar el valor de un activo a partir de sus fundamentales financieros y que el precio del activo no se desviará mucho del valor intrínseco a largo plazo.

Es decir, en el caso de Berkshire Hathaway, el rendimiento compuesto de 21.6 por ciento es un claro reflejo del crecimiento compuesto de 19.4 por ciento en el valor contable por acción del conglomerado.

El precio de una acción debe reflejar la capacidad de un negocio de generar utilidades al accionista y flujos de efectivo.

Por eso, el análisis fundamental es una herramienta útil para que los inversionistas determinen el valor real de los activos y compren a precios atractivos (o no paguen caro), no hay que olvidar que precio es lo que se paga y valor es lo que se obtiene.

En GBM, el área de análisis fundamental emite recomendaciones basadas en una selección de empresas con ventajas competitivas dentro de su sector, alta generación de efectivo, balance sólido, valuaciones atractivas y creación de valor para los accionistas.

Todo esto basado en el análisis fundamental, que ha demostrado ser la estrategia más rentable para los inversionistas a largo plazo. Si no me creen, pregúntenle a Warren Buffet.