Mercados

La mejor racha alcista para las tecnológicas desde 1995, está en riesgo

La baja del Nasdaq 100 que comenzó desde el viernes y que ha borrado 250 mil millones de dólares de valor de mercado de las tecnológicas, se atribuye a las ventas de diversos inversionistas, desde operadores hasta bancos centrales.
Bloomberg News
Apple en el Nasdaq (Bloomberg)

Apple en el Nasdaq (Bloomberg)

La liquidación que ha borrado 250 mil millones de dólares del valor de las acciones tecnológicas amenaza poner fin a la racha alcista más prolongada de la industria en más de dos décadas.

El Índice Nasdaq 100 perdió ayer 0.47 por ciento, reanudando una caída que comenzó el viernes pasado cuando los inversionistas salieron de las mejores acciones del 2017.

Con una pérdida de 3.5 por ciento desde entonces, la caída deja al índice al borde de romper su promedio móvil de 50 días, actualmente en cinco mil 631 puntos. Se ha mantenido por encima del umbral durante 131 días consecutivos, el período más prolongado desde 1995.

Las ventas que hundieron a Facebook, Amazon.com, Netflix, Alphabet, la matriz de Google, Microsoft y Apple por cuarta vez en cinco días también representó el mayor fracaso de ‘comprar la caída’ (buy the dip) desde febrero de 2016, pasando por una semana de retornos después de una caída de dos por ciento en el Nasdaq 100.

Las últimas dos veces en que períodos prolongados por encima del promedio de 50 días llegaron a su fin, las acciones tecnológicas registraron malos desempeños en los próximos meses.

En septiembre de 1995, cuando un período de 166 días por encima de ese nivel técnico se detuvo, el Nasdaq 100 se mantuvo plano los siguientes uno y tres meses.

Esto se compara con ganancias promedio de 1.3 por ciento y 3.9 por ciento, respectivamente, para cualquier período.

El índice cayó 13 por ciento en un mes y 16 por ciento tres meses después, cuando un período de ocho meses de tendencias alcistas terminó en julio de 1986.

Las razones para el descenso, que tuvo lugar entre el viernes por la tarde y se aceleró después de la conferencia de prensa de la Reserva Federal el miércoles, seguían siendo vagas, y abarcan desde la venta sistemática de operadores cuantitativos hasta las ventas de valores de los bancos centrales.