Mercados

La bolsa china registra su mayor caída en 6 años

El mercado de valores cayó este lunes 7.7%, por aplicación de medidas que buscan contener las operaciones especulativas
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
20 enero 2015 5:0
Shanghái Composite

Shanghái Composite. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La bolsa de China registró un fuerte ajuste a la baja, la mayor en 6 años, previo a la cifra del PIB para 2014 que podría ser la más baja en 20 años.

Las medidas “antiespeculación” anunciadas por el Gobierno de China para frenar las operaciones en corto, impactaron en la bolsa de Shanghai.

El índice Compuesto de Shanghai se desplomó el lunes 7.7 por ciento, su peor caída desde junio de 2008, al detenerse en 3 mil 116.35 unidades, su menor nivel desde el 26 de diciembre del año pasado.

Este indicador acumulaba una ganancia de 67 por ciento en los últimos 12 meses, contabilizados hasta la semana pasada, en gran medida impulsado por las operaciones especulativas.

Las autoridades anunciaron la prohibición de “préstamos para operar en corto” menores de 80 mil dólares, dado que había observado irregularidades en algunos corredores, noticia que activó una ola generalizada de ventas en la bolsa de Shanghai, principalmente en los sectores financiero e hipotecario.

Las operaciones en corto no solo suponen un incremento de la especulación, sino que también son un catalizador de liquidez que ha inundado al mercado con cantidades industriales de deuda.

El mercado chino es uno de los que más desarrollo logró en los últimos años con las operaciones en corto, tanto que se revisan permanentemente las reglas relacionadas con estas transacciones.

Sin embargo, recientemente algunos intermediarios fueron sorprendidos por violar las reglamentaciones, lo que provocó su inhabilitación para operar en el mercado por los próximos tres meses.

El PIB inquieta
Las medidas no fueron la única razón que tiró la bolsa de Shanghai, también las expectativas de que la economía de China experimentó su menor expansión desde 1990 aceleró la ola de ventas en el mercado.

Se espera que la economía de China habría registrado una expansión de 7.3 por ciento en 2014, el menor crecimiento desde 1990, después de registrar un crecimiento de 7.7 por ciento en 2013 y con expectativas de extender esa tendencia negativa en los dos próximos años.

Detrás de esta pérdida de impulso de la economía de China se pueden observar los efectos de un mercado inmobiliario frenado por el exceso de oferta, la caída de las exportaciones –debido a la reciente debilidad de la economía mundial--, y estancamiento del consumo interno.

Este escenario, para algunos expertos, anticipan que el gigante asiático podría crecer menos de 7 por ciento para 2015, solo por mencionar este año.

China fue la maquinaria del mundo durante los últimos años, hasta que el país registró signos de sobrecalentamiento. La dinámica de crecimiento de China debería ser de al menos 7 por ciento para los primeros 20 años de la década, por lo que de bajar el PIB las expectativas en los mercados serán negativas.