Mercados

La acción de Europa
que nadie conoce,
pero que hubieras querido comprar

La acción de esa compañía, una fabricante sueca de tecnología biométrica que ha sido requerida en el último año por fabricantes de dispositivos móviles como Huawei y Apple, entre otros, se disparó mil 331 por ciento.
Álvaro Montero
Huella dactilar

(Foto tomada de apple)

Fingerprint Cards ha sido ligada en los últimos años con un comunicado de prensa falso que infló el precio de sus acciones y al presunto uso de información privilegiada por su ex director general. Además, sus títulos son seguidos por sólo un analista, quien no recomienda sus acciones, sin embargo, también fue la acción de mejor rendimiento en Europa durante 2015.

La acción de esa compañía, una fabricante sueca de tecnología biométrica, se disparó mil 331 por ciento durante 2015, lo que la convirtió en la emisora más ganadora de las cerca de mil empresas en el Bloomberg World EMEA Index. Con un valor de capitalización que ahora alcanza los 32.8 millones de coronas, equivalente a unos 3 mil 900 millones de dólares, su acción se incluirá en el OMX Stockholm 30 Index el siguiente año.

Las acciones de Fingerprint son volátiles, casi cuatro veces más que el índice Stoxx 600 de Europa, de acuerdo con las fluctuaciones de precios durante el mes pasado.

La compañía con sede en Gotemburgo se ha beneficiado conforme los fabricantes de teléfonos móviles adoptan cada vez más su tecnología, la cual permite a los usuarios acceder a sus smartphones y a otros dispositivos con el toque de un dedo. Sin embargo, el fuerte aumento de esta tendencia atrae a la competencia, lo que impacta a los precios.

“Si pusieras una gran cantidad de dinero en Fingerprint, deberías estar consciente de que puedes perderlo todo”, dijo Albin Rannar, miembro de la Asociación de Accionistas de Suecia, una organización independiente que protege a los participantes del mercado.

Al ser añadida al índice bursátil de referencia en Suecia atraerá a más gente: inversionistas profesionales y analistas, lo que puede disminuir la volatilidad de la acción, dijo Rannar.

“Con suerte, cuando los jugadores más grandes entren en esa acción, el precio se estabilizará”.

La identificación biométrica, tal como un sensor de huellas digitales, se volvió tendencia cuando Apple incluyó esa tecnología en el iPhone 5S en 2013. Ahora es más segura y más fácil la autenticación de un usuario con su huella, que una contraseña escrita.

Fingerprint fabricó su primera generación de sensores en 1997, la cual le valió contratos con empresas como Ericsson, Sony y Texas Instruments.
En el mercado de biometría, en el que compite Fingerprint, se prevé que se necesitarán lectores de huella para al menos 500 millones de dispositivos y podría alcanzar hasta los mil 700 millones, a medida que esa tecnología se ha expandido a diferentes productos, dijo Joergen Lantto, director general de la empresa, en una entrevista telefónica.

Por ahora, la necesidad de lectores de huella se expande a más de 360 millones de smartphones en todo el mundo al tercer trimestre.
El “internet de las cosas” y el uso de la web para recopilar datos o controlar cosas de forma remota, también es una gran oportunidad, dijo Lantto.

“Estos son los grandes números”, aclaró. “Nosotros estamos en el inicio y apenas arañando la superficie”.

Fingerprint tenía alrededor del 45 por ciento de participación de mercado este año y los pronósticos apuntan a que podría llegar hasta 70 por ciento en 2016, señaló.