Mercados

Inyecciones de liquidez ya no surtirán efecto en los mercados: analistas

La abundancia de liquidez no será más un sostén para el mercado bursátil, al no estar acompañada de una mayor fortaleza macroeconómica.
Clara Zepeda
 [Ha mostrado una tendencia creciente y asciende a 223 billones de dólares / Bloomberg]

[Ha mostrado una tendencia creciente y asciende a 223 billones de dólares / Bloomberg]

Pese a que el dinero barato en el mundo sigue aferrado a no abandonar a los mercados financieros, la abundancia de liquidez no será más un sostén para el mercado bursátil, al no estar acompañada de una mayor fortaleza macroeconómica, aseguraron analistas económicos.

Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, explicó que en los últimos ocho años, el comportamiento del dólar ha tenido una estrecha relación con las acciones de política monetaria en Estados Unidos, actuando entonces como un proxy de ésta.

“La correlación entre la cotización del dólar contra una canasta amplia de monedas y el S&P500 ha transitado por diversas etapas durante este periodo reflejando distintos paradigmas sobre la economía estadounidense. Actualmente, dicha correlación se ha perdido mientras los mercados financieros evalúan qué paradigma seguir a partir de ahora”, comentó.

Entre 2009 y 2013, la abundancia de liquidez a nivel global impulsó la inversión en activos de riesgo, lo que llevó al S&P500 a ganar más de 170 por ciento entre el mínimo alcanzado en 2009 y el cierre de 2013.

De acuerdo con Aboumrad, un rally apoyado en la abundancia de liquidez sin un crecimiento económico sólido (como el de 2009-2013) en esta ocasión resulta difícil, ya que a diferencia de esa época, ahora está en duda la efectividad de las acciones de los bancos centrales del mundo desarrollado.

“Con tasas de interés prácticamente en cero o incluso negativas en el caso de Europa y Japón, el campo de acción de la política monetaria ahora se ve limitado mientras que la economía global no logra repuntar de manera consistente”, afirmó el especialista de Finamex.

En tanto, Philippe Waechter, economista en jefe del banco francés Natixis, destacó que la actividad económica global sigue siendo débil. La producción industrial a escala global, dijo, se incrementó apenas en 1.0 por ciento en una base anualizada y hasta febrero.

“Lo anterior no es suficiente para reducir los desequilibrios y permitir el regreso de un crecimiento sostenido. Las tasas de inflación aún permanecen en niveles muy bajos e incluso han vuelto a cifras negativas en la zona euro. Estos dos elementos no van a contribuir a que los bancos centrales cambien de estrategia pronto, ni siquiera en Estados Unidos”, advirtió.