Mercados

Analistas esperan que Moody’s y Fitch sigan los pasos de S&P

El desempeño económico y financiero de México en la primera mitad del año influyó para que la calificadora Standard and Poor's cambiara la perspectiva soberana a "estable"; ahora los analistas esperan que Fitch y Moody's hagan lo mismo.
Clara Zepeda
Clara Zepeda
28 julio 2017 5:5
México. (Shutterstock)

México. (Shutterstock)

Luego de que Standard and Poor’s (S&P) cambió la perspectiva de calificación de la deuda soberana de México de “negativa” a “estable”, el mercado financiero empezó a descontar que FitchRatings y Moody’s harían lo propio, coincidieron analistas.

Para Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, el mercado fue descontando poco a poco la mejora de perspectiva, por ello, el tipo de cambio no se catapultó a los 17 pesos por dólar, ni la Bolsa Mexicana de Valores se disparó, sino que ha llegado a máximos con avances moderados.

“El mercado también ya está descontando que Moody’s y Fitch hagan lo mismo; pero en caso de que no lo hicieran, de cualquier manera ya no se siente esa preocupación (crediticia) en el mercado”, dijo Siller.

El mayor optimismo sobre México y su evolución económico-financiera favorable durante el primer semestre de 2017 ya está haciendo eco en las agencias calificadoras, destacó Diego Cándano, director de Administración Integral de Riesgos y Análisis Económico de CIBanco.

“mercados”


“Es muy probable que otras agencias calificadoras hagan lo propio en las siguientes semanas o meses. Entre mejor sea la calificación de deuda de un país, mejores serán las condiciones de financiamiento del gobierno y de la economía, ya sea en cuanto a acceso a mayores opciones de crédito o a mejores tasas de interés”, comentó Cándano.

La probabilidad de ver una reducción en la calificación del país en el corto plazo disminuyó e inclusive ahora se plantea la posibilidad de que se incremente la nota hacia finales de año, anticipó Janette Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex.

Los mercados incluso ya habían descontado una reducción en la calificación soberana por parte de alguna o varias calificadoras, advirtió Delia Paredes, directora ejecutiva de Análisis y Estrategia de Banorte-Ixe.

“Consideramos que los mercados locales, el cambiario, el bursátil, de renta fija y los credit default swaps (CDS), probablemente reaccionarán más de lo que algunos de ellos ya se han movido”, señaló Paredes.

El riesgo país en México, que es la prima que piden los inversionistas por participar en México, ronda los 180 puntos base, de los niveles más bajos de economías latinoamericanas; los CDS a cinco años están sobre los 100 puntos base; el tipo de cambio debajo de 18 pesos por dólar y el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cotiza en niveles máximos, arriba de 51 mil puntos.

No se puede garantizar que el resto de las calificadoras modifiquen sus perspectivas porque no tienen los mismos modelos, señaló Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS, pero si lo hicieran, darían un poco más de confianza a los inversionistas que se mantienen cautelosos con respecto a México.

“También hay quienes no siguen en su totalidad los comentarios de las calificadoras, por las fallas que tuvieron después de la crisis financiera de 2008”, sentenció Domínguez.