Mercados

High Frequency Trading: El legado de las computadoras en las finanzas

Las computadoras y los algoritmos tienen una mayor presencia en la operación financiera diaria y si bien están diseñados para buscar la utilidad en la operación, el operador puede hacerle competencia por medio del análisis bursátil.
Rincón Del Experto
Luis C. Gutiérrez Garinian, Gerente de Operaciones y Estrategia de Marca de GBMhomebroker
05 agosto 2016 8:5
Computadora

Computadora. (Reuters/Archivo)

Las computadoras y los algoritmos han llegado a nuestras vidas como una alternativa para hacer que nuestros trabajos sean más fáciles.

Sin embargo, en el mundo financiero, han dado mucho de qué hablar últimamente, pues un conjunto de algoritmos presume con “desaparecer” el trabajo de un operador de bolsa.

Quizá esta noticia suena poco alentadora para una persona que se quiera dedicar a esto.

Sin embargo, la llegada de estos algoritmos no significa necesariamente que el trabajo de un operador vaya a desaparecer, sino que éstos nos podrán facilitar nuestras operaciones en la bolsa para que sean más eficientes y se puedan ejecutar de una manera más frecuente con base en factores que podrían determinar el próximo movimiento del mercado con gran precisión.

Hay algoritmos que por medio de operaciones de muy alta frecuencia quieren lograr exprimir al mercado, ¿cómo puedes darles la vuelta? Por medio del análisis bursátil.

Existe una división que se conoce como análisis fundamental cuyo objetivo es encontrar gemas ocultas en el valor de las empresas, que tarde o temprano el mismo mercado podría sacar a la luz, beneficiando al inversionista que colocó su capital en ellas.

Inversionistas famosos como Warren Buffett no temen ante esta manera de hacer dinero en el mercado, ya que el valor intrínseco de las empresas es el determinante para comprar o vender.

Así que tú podrías ser aquel que se beneficia de adueñarse o programar un algoritmo para que haga operaciones de alta frecuencia o podrías aprender a valuar empresas y escoger en dónde pones tu dinero a largo plazo, los dos son caminos correctos, sólo depende de qué tanta afición o pavor tengas