Mercados

Grecia eleva la aversión al riesgo en Europa; caen las bolsas de la región

El país helénico debe pagar el 5 de junio una cifra total de mil 600 millones de euros, pero al cierre de ayer habría default porque las
arcas griegas están vacías; siguen las negociaciones.
Efraín Hilario
Índice Shanghai Composite

Índice Shanghai Composite. (Bloomberg)

La aversión por el riesgo predominó ayer lunes en los mercados financieros de Europa, con Grecia acercándose a la quiebra, y España enfilándose a un contexto político fragmentado.

La bolsa de valores de Atenas encabezó los descensos; el Índice General se desplomó 3.11 por ciento, a 814.06 unidades, para acumular una caída de 32 por ciento en los últimos 12 meses.

Atenas ha reconocido que ya no tiene dinero, que sus arcas se han quedado vacías y que a partir de ahora podría incumplir con sus obligaciones financieras.

La fecha clave es el 5 de junio. Ese día Grecia tendrá que enfrentar el pago de un vencimiento de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la cifra de mil 600 millones de euros.

“Los cuatro tramos del FMI de junio son de mil 600 millones de euros. Ese dinero no se pagará, porque no lo tenemos”, admitió el ministro griego del Interior.

En estos momentos Grecia busca alcanzar un acuerdo con sus acreedores (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) para desbloquear al menos, parte de los siete mil 200 millones de euros restantes de entregar al país por los pactos firmados para el tercer rescate.

Sin embargo, la oposición del gobierno de Alexis Tsipras al recorte de salarios y pensiones, así como a la liberalización completa del mercado laboral, aumentan los temores de un default para Grecia y las expectativas de una salida de la República Helena de la zona euro.

Bolsas europeas golpeadas

En España la situación no es mucho más cómoda, principalmente en el plano político donde la izquierda ganó presencia en muchas regiones, elevando con ello, las expectativas de inestabilidad y confrontación política en los próximos meses, justo en un contexto de posible recuperación económica.

Como resultado, en la bolsa de Madrid, el índice Ibex 35 se replegó 2.01 por ciento y cerró en 11 mil 322 unidades.

La bolsa de Italia cayó 2.09 por ciento, los valores portugueses bajaron 1.75 por ciento y en Polonia la bolsa de valores de ese país retrocedió 1.53 por ciento, por mencionar algunos de los retrocesos más significativos en la sesión inicial de la semana.