Mercados

Fondos con tenencias de activos brasileños ‘bailan samba’

La volatilidad generada por la nueva crisis política de Brasil, afecto las inversiones de algunos de los mayores fondos de inversión estadounidenses y se descarta que está baja sea una 'oportunidad de compra'.
Bloomberg News
El dólar: ¿símbolo o variable económica?

El dólar: ¿símbolo o variable económica?

La agitación en Brasil está golpeando a los fondos de inversión de Estados Unidos.

Los fondos con grandes tenencias en activos brasileños fueron golpeados luego que las acusaciones contra el presidente Temer desencadenaron ventas.

“Nunca he visto algo como esto”, dijo William Pruett, gestor del Fidelity Latin America Fund de 599 millones de dólares, que cayó 12 por ciento el pasado 18 de mayo. “Es increíble que un mercado emergente tan grande pueda moverse tanto en un día”. Más del 60 por ciento de su fondo está compuesto por acciones del país.

El Pimco RAE Fundamental Plus EMG Fund de mil 300 millones de dólares también cayó 4.3 por ciento el jueves, el mayor retroceso entre los fondos de acciones de mercados emergentes de EU, según datos compilados por Bloomberg.

El fondo tenía una asignación del 20 por ciento en valores de Brasil al 30 de abril, en comparación con el 7.4 por ciento en el MSCI Emerging Market Index, según el sitio web de Pimco. El fondo también invierte en valores de renta fija.

MÁS CAÍDAS

Los fondos de mercados emergentes con el segundo, tercero y cuarto peor resultado, perdieron entre tres y cuatro por ciento el pasado jueves. Fueron el Ashmore Emerging Markets Small-Cap Equity Fund, de 35 millones de dólares, el Invesco Devloping Markets Fund, de tres mil millones y el Brandes Emerging Markets Value Fund, de mil 500 millones de dólares.

Su asignación a acciones brasileñas va del 14 por ciento al 18 por ciento.

El RAE Fundamental Plus ganó 40 por ciento en el último año, mejor que casi todos sus rivales.

Paul Christopher, estratega de mercados globales para Wells Fargo Investment Institute, dijo que los inversionistas han sido demasiado optimistas respecto del país y la caída de la semana pasada no es una oportunidad de compra.

“No recomendaría Brasil para una inversión a largo plazo porque hay demasiados riesgos” apuntó.