Mercados

Fed aplazaría alza de tasas por desaceleración de economía mundial

Los bajos niveles de inflación y la fragilidad de la economía estadounidense, que sumados al actual contexto de volatilidad de los mercados internacionales, debería condicionar los planes de la Fed para comenzar a normalizar su política monetaria.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
20 agosto 2015 10:57
fed

La Fed está a la expectativa de una desaceleración de la economía mundial.

A cuatro semanas de que la Reserva Federal de Estados Unidos celebre su “crucial reunión del mes de septiembre”, la postura de los responsables de la política monetaria sobre el momento para elevar las tasas de interés parece no estar definida.

Según las minutas de la última reunión de la Fed, algunos de sus miembros externaron su preocupación por los bajos niveles de inflación y la fragilidad de la economía norteamericana, que sumado al actual contexto de volatilidad de los mercados internacionales, debería condicionar los planes de la Fed para comenzar a normalizar su política monetaria.

En su última reunión, del 28 y 29 de julio, los miembros de la Fed celebraron una sostenida mejoría del mercado laboral estadounidense; sin embargo, algunos de sus integrantes expusieron su preocupación por los bajos niveles de inflación y el cuestionable estado de la economía, sobre todo, por el actual contexto de volatilidad financiera internacional.

“La mayoría [de los miembros] juzgaron que las condiciones para endurecer la política aún no se han alcanzado, pero indicaron que las condiciones se están acercando a ese punto”, reflejaron las actas de la reunión de julio.

Esa declaración podría tomarse como un indicio de que algunos miembros de la Fed ven en septiembre un posible movimiento, aunque las actas también denotan que otros de sus integrantes no están seguros.

“Algunos participantes expresaron la opinión de que la información que llega aún no ha ofrecido motivos para una confianza razonable de que la inflación volverá al 2 por ciento a medio plazo, y que por tanto, las perspectivas de inflación podrían no cumplir pronto las condiciones establecidas por la Fed para empezar a endurecer la política”, indicaron.

Esa postura debería desechar las expectativas de un incremento del costo en la reunión de septiembre, sobretodo, por que en ese encuentro no estaba sobre la mesa los temas recientes que podrían impactar el ritmo de crecimiento de la economía estadounidense, como la devaluación del yuan, la inestabilidad de los mercados asiáticos, el desplome del precio de las materias primas y las señales de una desaceleración económica mundial.

Janet Yellen ha tratado de convencer en meses recientes que la economía estadounidense está cerca de alcanzar un ritmo de crecimiento sostenido y ordenado, ideal para comenzar a normalizar su política monetaria con la de una economía que ha dejado atrás sus peores años de recesión.

En diciembre de 2008, la Reserva Federal –bajo el mando de Ben Bernanke-- llevó a mínimos históricos el nivel de las tasas de fondos federales, en el rango de cero a 0.25 por ciento, con el objetivo de estimular el crédito, las inversiones y el empleo, y en consecuencia, a la economía.