Mercados

Exxon Mobil recupera 13.5 mil millones de dólares, en un día

Las empresas petroleras han sido de las más perdedoras en los mercados accionarios del mundo, y ahora se deben de desprender de activos y ya en algunos casos despidos de personal.
Álvaro Montero
shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

Ante la recaída de los precios de los crudos que han llevado a romper soportes psicológicos, en medio de la inestabilidad económica financiera, las empresas del ramo energético se han visto en la necesidad de cerrar o en el mejor de los casos vender unidades de negocio.

Como ejemplo, la petrolera Exxon Mobil Corp. recuperó 4.06 por ciento en sus títulos durante la sesión de ayer. El alza se da en medio de una venta de su know how y marcas comerciales de Royalty Corp., una de sus unidades de negocio clave de la firma.

La acción de Exxon Mobil cerró en 82.48 dólares, desde una cotización previa de 79.26 unidades que también fue el precio mínimo del mes.

La recuperación apenas cubre parte de una caída pronunciada durante julio, en la que los papeles de la energética habían perdido 4.74 por ciento de su valor hasta el cierre previo, lo que le significó ceder 14.6 mil millones de dólares en valor de capitalización de mercado en casi todo ese lapso.

Con la subida de hoy, la firma dedicada a la producción de petróleo y sus derivados se apuntó 13.46 mil millones de dólares, y reduce las pérdidas de julio a 1.17 mil millones de dólares.

No obstante, en relación a 12 meses atrás, el capital de mercado se ha reducido 91.5 mil millones de dólares, desde los 436.4 mil millones de dólares, esto como consecuencia de la caída de los precios de los crudos.

El próximo viernes la firma energética publicará su reporte trimestral y se espera que sus números a pesar de la caída de los petroprecios superen el estimado.

Otras firmas como Chevron también del ramo de energéticos terminó con una subida de 3.66 por ciento en el precio de su acción, aunque su valor de capitalización que ganó fue menor al logrado por Exxon.

Por ahora el castigo a estas empresas por la caída de los precios de los hidrocarburos les ha dejado un boquete financiero del cual tardarán en recuperarse.