Mercados

Eurogrupo asesta duro revés a Grecia

Atenas recibió un duro revés por parte de sus acreedores del bloque europeo respecto a sus expectativas de obtener un crédito puente y evitar temporalmente sus obligaciones financieras.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
17 febrero 2015 10:12
Banderas

Posturas encontradas del Eurogrupo y Grecia.

Grecia recibió el lunes un duro revés por parte de sus acreedores del bloque europeo respecto a sus expectativas de obtener un crédito puente y evitar temporalmente sus obligaciones financieras, las mismas que vencen a finales de este mes.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) le dejaron en claro que no tienen la intención de darle más dinero sin garantías.

En todo caso, sus acreedores le ofrecieron una prorroga de seis meses para que cumpla con sus obligaciones financieras, una propuesta que de inmediato, fue calificada por funcionarios de la república helena como” irrazonable” e “inaceptable”.

Ante esta negativa, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, precisó que Grecia tiene hasta el viernes para decidir sobre una nueva prórroga, calificada como la mejor solución interina, que asegura cierta flexibilidad a cambio de compromisos.

El mes pasado, el nuevo Gobierno de izquierda de Grecia había prometido acabar con el programa de rescate de 240 mil millones de euros --alrededor de 270 mil millones de dólares--, revertir políticas de austeridad y terminar con la cooperación con inspectores de la UE y el FMI.

Sin embargo, desde la semana pasada, Grecia busca obtener un “crédito puente” o un “financiamiento alternativo” que le permita evadir temporalmente sus compromisos financieros – es importante señalar que su deuda supera 175 por ciento de su PIB--, y al mismo tiempo, obtener liquidez adicional.

Para financiarse de forma inmediata, Atenas, que renuncia a siete mil 200 millones de euros previstos para finales de febrero para liberarse de los planes de ayuda de la troika, desea recuperar mil 900 millones adeudados por el Banco Central Europeo (BCE) por concepto de obligaciones griegas.

También ha solicitado, que el BCE aumente en ocho mil millones de euros su capacidad para emitir bonos del Tesoro y así poder utilizar los 11 mil millones de euros que contiene el Fondo Heleno de Estabilidad Financiera.