Mercados

El Nasdaq alcanza máximo histórico...
15 años después

Desde la más reciente crisis financiera el índice tecnológico Nasdaq  ha ganado 290 por ciento. Hoy los inversionistas compran cifras y no ilusiones.
Felipe Sánchez
 [Bloomberg] La caída en las ganancias trimestrales del gigante de cupertino arrastran al Nasdaq. 

[Bloomberg] La caída en las ganancias trimestrales del gigante de cupertino arrastran al Nasdaq.

El sector biotecnológico es la nueva estrella del mercado, en 12 meses ha repuntado 70 por ciento, más del doble del impulso registrado por el índice Composite.
Dar click para ampliar

Tras el estallido de la burbuja sobrevivieron algunas empresas como Yahoo!, Cisco, Intel y Microsoft, las cuales han crecido exponencialmente.


Ayer jueves el índice Compuesto del mercado electrónico Nasdaq concluyó la sesión, por primera vez en 15 años, en un nivel sin precedentes, al ubicarse en 5 mil 56.06 unidades, un incremento en el día de 0.41 por ciento.

Mención especial merece el sector biotecnológico, que medido entre el 11 de abril de 2014 y su cierre de ayer, ha ganado 70.94 por ciento, muy por arriba del promedio Composite que en el mismo lapso avanza 26.41 por ciento. Este sector es la nueva estrella del mercado Nasdaq.

La burbuja y el crash
El nuevo récord del Nasdaq Composite no considera los efectos erosivos de la inflación a lo largo de los años. De cualquier forma el hecho es muy significativo, quizás lo más importante se debe a que este mercado, conocido como el de las empresas tecnológicas, alcanzó el clímax de la euforia el 10 de marzo del año 2000, cuando el índice Composite se ubicó en 5 mil 48.62 unidades, en una de las más grandes burbujas de la historia.

Como suele ocurrir, después de un boom sobreviene un desplome que puede alcanzar las proporciones de una catástrofe, o crash bursátil.
Medido desde su punto máximo, el derrumbe del mercado Nasdaq fue de 78.0 por ciento, al marcar un mínimo de mil 114.11 puntos el 9 de octubre del 2002, esto es, en un lapso de 2 años y 7 meses.

Ante semejante pérdida de riqueza, la recuperación se veía muy cuesta arriba por el desánimo y la pérdida de confianza de los inversionistas, peor aún, cuando todavía no se recuperaba lo perdido, a fines del 2007 y durante 2008 los mercados recibieron otro duro golpe, la llamada crisis subprime, y posteriormente la crisis financiera europea.

Por eso, el nuevo cierre histórico significa no sólo superar un trauma histórico, derivado de las secuelas de un derrumbe, sino dejar atrás un largo ciclo de frustraciones.

La trayectoria de la bolsa Nasdaq
Entre el año 1995 y el nivel máximo observado en el 2000, el indicador subió casi 440 por ciento, en el boom de las empresas tecnológicas.

Luego de la pérdida de 78.0 por ciento en octubre de 2002, en el transcurso de 5 años, el Nasdaq subió 157 por ciento a un máximo de 2 mil 859 unidades, previo a la crisis del 2008, el 29 de octubre de 2007.

En la crisis hipotecaria el índice perdió 56 por ciento, bajó hasta mil 269 puntos. Desde entonces, el Nasdaq ha ganado poco más de 290 por ciento, superior al ritmo de crecimiento del Dow Jones y del S&P 500.

Riqueza promisoria y consolidación
Podría decirse que el nuevo récord de la bolsa Nasdaq no rebasa en términos reales a su lejano precedente, una lectura equivalente del índice Composite ajustada por inflación rondaría los 7 mil puntos.

Pero, para ser justos habría que considerar que en realidad estamos hablando de 2 mercados.

La principal diferencia es que en aquel entonces las empresas tecnológicas eran en muchos sentidos sólo una esperanza, la promesa de un futuro promisorio, de riquezas por venir, y de un potencial de crecimiento sin límites visibles.

Las nuevas tecnologías representaban un nuevo paradigma, el símbolo de un cambio de la antigua economía hacia la economía del conocimiento y de las nuevas formas de producción, una revolución que representaba espacios inexplorados de crecimiento.

Los mercados compraban a fines de los noventas del siglo pasado los rumores de la prosperidad, después vendieron la noticia: los cambios no se darían tan rápido, y el futuro no era tan promisorio como parecía, además, los precios de los activos habían alcanzado valuaciones poco menos que absurdas, el globo aerostático explotó.

El Nasdaq del presente refleja otra historia, los niveles de valuación son más reales, han pasado las pruebas extremas de las sucesivas crisis financieras, también la desaparición de muchas empresas, de proyectos fallidos, de ilusiones que no se cumplieron.

La consecuente consolidación de las empresas puntocom ha significado para los mercados un camino de frecuentes turbulencias.
Quince años después nos damos cuenta que, de alguna manera, las expectativas de finales del siglo XX se han cumplido.

En la actualidad, la economía en todos sus ámbitos, las empresas, y la vida cotidiana, no se conciben sin la existencia y aplicación de las nuevas tecnologías.

La bolsa Nasdaq de hoy refleja hechos reales, empresas de clase mundial, y las de mayor capitalización del mundo, además, aunque ya maduras, todavía conservan potencial, siguen siendo el paradigma, el sustento del progreso de la economía.

Las empresas dedicadas a la tecnología de hoy no solo investigan e invierten, sino que también producen y venden, esto se ha traducido en utilidades y dividendos tangibles, concretos y, por supuesto, el mercado reconoce su valía.

Entre las empresas que continúan dentro de las principales de hace 15 años, se encuentran Microsoft, Cisco e Intel, pero se han agregado otras como Apple, que ahora ocupa el primer lugar por capitalización, no sólo del mercado Nasdaq, sino del mundo.

Actualmente dos terceras partes del valor de mercado del Nasdaq son empresas tecnológicas y del sector salud.

Las empresas de biotecnología se encuentran en el top de las inversiones orientadas a las nuevas tecnologías de la salud para combatir enfermedades como el cáncer, el alzheimer etc., en este caso es todavía una apuesta al futuro, pero con el respaldo.

Las empresas que tienen el mayor nivel de negociación en el Nasdaq son:


Madurez del mercado
En el 2000 la bolsa Nasdaq estaba integrada por cerca de 5 mil empresas, al día de hoy están listadas alrededor de 2 mil 600.

Sin duda el mercado Nasdaq ha madurado, en la época del boom dot com había una efervescencia de ofertas públicas, muchas de ellas eran de empresas muy pequeñas, en muchos casos su vida fue efímera; ahora el volumen comparativo de colocaciones es bastante menor, pero en no pocos casos se ha tratado de grandes empresas.

Por ejemplo, Facebook, Twiter, o Alibaba, las cuales ya tenían una historia que contar, y sus debuts han sido todo un acontecimiento en su momento. Estas ofertas han sido exitosas a pesar de su magnitud, y han contribuido a darle solidez a este mercado.

Los riesgos actuales
Es evidente que los mercados de Nueva York se encuentran en máximos, pero buena parte de su impulso ha tenido que ver con la política monetaria ultrarelajada de la Fed, cuya liquidez ha inundado a los mercados en la compra de activos de mayor riesgo como las acciones.

El retiro paulatino de los estímulos por parte de la Fed será un cambio importante y definirá una actitud más precavida de los inversionistas, lo que necesariamente se reflejará en las cotizaciones accionarias.
Para las empresas, en primera instancia, los incrementos en las tasas de interés no serán un problema, pero sí sería una señal que afectaría la psicología de los mercados.

Por lo pronto, la postura de la Fed sigue siendo dovish, por lo que las expectativas de un alza en las tasas para junio próximo se han ahora trasladado hacia el tercer o cuarto trimestre.

El riesgo Fed, en la práctica, es atenuado por la trascendencia global de las políticas laxas de los bancos centrales de Europa y de Asia.

Más o menos existe un consenso de que los mercados no se encuentran aún en una burbuja que esté a punto de reventar, lo que no excluye ajustes o correcciones normales, que no implicarían necesariamente un cambio en la tendencia alcista vigente.

El sector biotecnológico ha crecido casi 3 veces más que el índice Nasdaq Composite.