Mercados

El candidato Neves reactiva el apetito
por el riesgo en Brasil

El economista de profesión ha dicho que atacará a la presidenta Rousseff en lo que considera su vulnerabilidad: la alicaída economía brasileña.
Efraín Hilario
Efraíín H Mariano
07 octubre 2014 5:10
El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva después de emitir su voto en las elecciones generales en Sao Bernardo do Campo. (AP)

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva después de emitir su voto en las elecciones generales en Sao Bernardo do Campo. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- El inesperado apoyo que obtuvo Aécio Neves, un candidato presidencial pronegocios, en la primera ronda de elecciones de Brasil, renovó el lunes el petito por los activos de riesgo en la bolsa de valores de Sao Paulo.

Como resultado, el principal índice del mercado accionario paulista, el Bovespa, experimentó su mayor ganancia desde finales de 2012 al avanzar 4.72 por ciento y quedar en 57 mil 115.90 puntos.

Neves, quien hace unas semanas estaba lejos de las favoritas –la presidenta Dilma Rousseff y la opositora Marina Silva–, se enfrentará a Rousseff el 26 de octubre en una segunda y definitiva ronda.

La actual presidenta brasileña consiguió 41 por ciento de los votos en las elecciones del domingo, frente al 34 por ciento de Neves y 21 por ciento de Silva. La segunda vuelta tiene verificativo cuando ningún candidato obtiene 50 por ciento de los votos, más un punto porcentual.

Neves, quien ha enfocado sus promesas al sector industrial y empresarial, ahora tendrá que redefinir su estrategia para convencer a las clases media y baja de Brasil, a fin de vencer a Rousseff.

El economista de profesión ha dicho que atacará a Rousseff en lo que considera su vulnerabilidad: la alicaída economía brasileña.

Él ha prometido recortar ministerios, simplificar el código tributario del país, hacer frente a la inflación y nombrar al respetado economista Arminio Fraga, exdirector del banco central, como ministro de Hacienda.

Neves, de 54 años, se involucró en política desde los 21 años, cuando trabajó en la campaña para gobernador de su abuelo, Tancredo Neves, quien fue electo presidente en 1985, pero murió antes de asumir el cargo.