Mercados

El BCE abrirá la puerta al QE; bolsas europeas ligan 5 días al alza

Los estímulos monetarios en Estados Unidos dieron resultados positivos, ahora toca el turno de hacerlo a la Región euro; los mercados han reaccionado favorablemente.
Álvaro Montero
Antonio Sandoval/ Efraín H. Mariano
22 enero 2015 5:0
Unión Europea

Unión Europea (Bloomberg)

La experiencia de Estados Unidos fue exitosa ya que las plazas bursátiles se dispararon 50% y el circulante estimuló al consumo.

Las cartas están sobre la mesa y las bolsas de valores europeas ya consideran como un hecho el arribo de los estímulos cuantitativos a la eurozona.

Ayer miércoles los mercados bursátiles más importantes de la región ligaron cinco días de ganancias , con lo que tocaron en la mayoría de los casos sus niveles de cierre más altos del año.

Los beneficios fueron encabezados por la bolsa de Londres con 1.63 por ciento, la bolsa de Portugal tuvo una ganancia de 1.96 por ciento, el mercado de valores en Varsovia subió 2.03, en Rusia 3 por ciento, mientras que en París la ganancias fue de 0.87 y la bolsa de Alemania subió 0.41 por ciento, entre las más destacadas.

El balance de los mercados más líquidos de la eurozona, en la escalada de 5 días que han protagonizado a la espera del anuncio del BCE, es significativo.

La bolsa italiana es la más ganadora al acumular un beneficio de 8.53 por ciento, le sigue la bolsa de Francia con 6.19 por ciento, los valores londinenses repuntan 5.32 por ciento en los últimos cinco días, mientras que en Alemania se registra un avance de 4.91 por ciento en el mismo periodo.

Según la información disponible, la propuesta que se discutirá este jueves en el seno del BCE será la de un alivio cuantitativo, o un plan de compras mensuales de 50 mil millones de euros (58 mil millones de dólares), que probablemente se extenderá hasta finales de 2016.

La propuesta, que entrará en vigor en marzo, será discutida y afinada hoy por los miembros del Consejo del BCE.

De aprobarse, el monto total del QE europeo sería de hasta 1.1 billones de euros (1.3 billones de dólares).

No existe un antecedente como tal en Europa sobre alivios cuantitativos, sólo programas para inyectar liquidez a los mercados, pero no impresión de dinero para comprar activos.

El QE, caso de éxito en Estados Unidos¿ y Europa?

Los funcionarios europeos deben haber estudiado la experiencia de Estados Unidos, cuando Ben Bernanke anuncio la tercera parte de su Quantitative Easing, catalogado como la principal razón del resurgimiento de Wall Street.

Fue el 13 de septiembre de 2013, cuando Bernanke, por entonces el principal responsable de la Reserva Federal, comparecía ante los medios para anunciar la tercera fase del QE.

El anuncio causó júbilo en la bolsa neoyorquina. Inyectar al mercado 85 mil millones de dólares mensuales sirvió para renovar el apetito por el riesgo, hasta el punto que, desde que se aplicaron estas medidas y al final del tapering en octubre de 2014, los principales índices bursátiles subieron más de 50 por ciento y establecieron nuevos máximos históricos.

De manera más inmediata tuvo una repercusión positiva en el sector bancario y en el de las constructoras.

A su vez, los bancos destinaron más dinero a su unidad de trading, por lo que movieron en gran medida la cotización al alza.

Firmas como Goldman Sachs, Wells Fargo y Morgan Stanley tuvieron un repunte en sus ingresos procedentes de la inversión en acciones.

Otro sector que también se benefició en Estados Unidos fue el de consumo. La confianza del consumidor se encuentra en niveles máximos desde 2007 y se trasladó a los ingresos de las compañías, que vienen de generar el mayor número anual de empleos en Estados Unidos desde 1999, al sumar 2.95 millones de nuevas plazas en 2014.