Mercados

“Efecto Draghi”; las bolsas del mundo celebran decisión del BCE

Los mercados tuvieron una de las mejores sesiones del año, luego de que la entidad monetaria de la eurozona validara expectativas, y diera el veredicto.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
23 enero 2015 5:0
  [El índice Nikkei de 225 acciones de la Bolsa de Valores de Tokio se ubica en 15 mil 646.42 unidades. / Bloomberg]  

[El índice Nikkei de 225 acciones de la Bolsa de Valores de Tokio se ubica en 15 mil 646.42 unidades. / Bloomberg]

Las bolsas de valores de todo el mundo subieron, impulsadas por una ola de optimismo luego de que el Banco Central Europeo (BCE) validara las expectativas en torno a su política monetaria, incluso fuera más allá.

Muy temprano, el BCE anunció que dejaría su tasa de referencia sin cambio en un mínimo histórico de 0.05 por ciento.

Un poco después, su presidente Mario Draghi anunció el programa de compra de activos soberanos (bonos) por un total de 60 mil millones de euros mensuales (69 mil millones de dólares al tipo de cambio de 1.15 dólares).

El programa iniciará en marzo próximo y finalizará en septiembre de 2016, lo que significa un monto total de 1.14 billones de euros (1.31 billones de dólares) tras 19 meses de participación directa que tendrá el BCE mediante el estímulo monetario.

Aunque ya lo habían descontado y ligaban cinco sesiones positivas, las bolsas de valores europeas liberaron la tensión acumulada en meses de espera, tendencia que se replicó en otras partes del mundo.

La bolsa italiana subió 2.44 por ciento, el CAC de Francia 1.52 por ciento, Alemania 1.32 por ciento y en Londres 1.02 por ciento.

Por su parte la bolsa española subió 1.7 por ciento para batir los 10 mil 500 puntos por primera ocasión desde 2010.

En América la tendencia generada por el “efecto Draghi” se replicó: el Dow Jones subió 1.48 por ciento a niveles de 17 mil 813.98 puntos; el Nasdaq avanzó 1.78 por ciento hasta 4 mil 750.40 puntos, el S&P500 ganó 1.53 por ciento al terminar en 2 mil 63.15 puntos y en México el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores concluyó operaciones en 43 mil 121.28 puntos luego de ganar 1.49 por ciento.
El peso tuvo una fuerte apreciación de 15 centavos para finalizar en 14.59 pesos.

En el resto de la región también hubo ganancias aunque menos significativas, debido al contexto particular que rodea a cada país y que restó fuerza a las noticias provenientes de Europa.

Mundo laxo
En un afán de poner punto final a la era de las crisis financieras, los bancos centrales del mundo registran el inicio más dinámico en la historia del mundo; nunca como ahora tanto institutos monetarios realizaron movimientos en sus políticas antes de que concluyera el primer mes del año.

El esperado anuncio del BCE, que comprará deuda soberana por 60 mil millones de euros a partir de marzo, es solo el colofón de algo que inició casi con el primer día de 2015, una serie de ajustes monetarios.

Al anuncio del BCE, lo precedió el miércoles el Banco Central de Canadá, al tomar la determinación de bajar su tasa de referencia en 25 puntos base y ubicarla en 0.75 por ciento.

En días anteriores, ya habían tomada la determinación de bajar su tasa de referencia naciones como la India, Turquía y Perú en un monto que fue de 25 a 50 puntos base.

Mención aparte, merecen los casos de Suiza y Dinamarca, naciones que han caído en el extremo de llegar a tasas negativas de 0.75 y 0.20 por ciento en su sistema bancario comercial; es decir, en estos países los ahorradores tienen que pagar dinero por realizar depósitos de dinero, en lugar de cobrar intereses.

Las compras de bonos de bonos soberanos se ha vuelto parte del arsenal de herramientas a las que recurrieron los bancos centrales de Estados Unidos, Reino Unido y Japón.

El programa de apoyo cuantitativo de la Reserva Federal duro seis años y fue terminado a finales del 2014, lo que implicó inyectar al mercado alrededor de 3.8 billones de dólares, en tres programas de apoyo cuantitativo.

El Banco de Inglaterra todavía mantiene su programa de compra de bonos.

En el caso del BCE. No hay un solo mercado de bonos. Por el contrario, existen 19 mercados soberanos. Estos comprenden desde Alemania, cuya deuda tiene una calificación triple A, hasta Grecia que cuenta con calificación de deuda chatarra.