Mercados

Drama griego podría terminar en default;
las bolsas caen

Grecia debe pagar el 30 de junio mil 600 millones de euros
al FMI; también 6 mil 700 millones al BCE entre julio y agosto.
La BMV resintió el contexto global; elindicador retrocedió 0.66 por ciento para finalizar en 44 mil 395.76 unidades.
Felipe Sánchez
Grecia UE Unión Europea (Bloomberg/Archivo)

Grecia UE Unión Europea (Bloomberg/Archivo)

Las bolsas del mundo reportaron pérdidas generalizadas, con fuertes ajustes especialmente en Europa, región que en éstos momentos es el epicentro de la volatilidad financiera global.

La causa es el empantanamiento de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores, lo que acerca a este país al default.

Hace unos meses las expectativas de un impago por parte de Grecia o su salida de la zona de euro eran prácticamente improbables.

Actualmente esas expectativas han dejado de ser una remota posibilidad y se han colocado como el más factible de los escenarios, por encima de un nuevo acuerdo, o una prórroga.

Grecia, cuyas arcas probablemente ya se encuentran vacías, afronta el próximo 30 de junio un vencimientos de pago con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por mil 600 millones de euros, además de pagos por 6 mil 700 millones de euros con el Banco Central Europeo (BCE), entre julio y agosto.

El actual escenario, junto con la postura “antiausteridad” del nuevo gobierno izquierdista del Alexis Tsipras en Grecia, ya comenzó a generar entre algunos de sus acreedores internacionales (Comisión Europea, BCE y FMI) expectativas en torno a un plan B o C, incluso D, que en la práctica sería el default.

Las expectativas preliminares apuntan a un acuerdo hasta julio, o hasta agosto, cuando Grecia ya haya caídos en varios impagos de vencimientos, y haya persuadido a sus acreedores de que puede llevar la situación al límite.

El impacto
Los inversionistas incrementaron su nerviosismo y recortaron posiciones de riesgo en los mercados de renta variable.

El inicio de la semana fue malo para las bolsas del mundo.

Los descalabros iniciaron en Europa, con la bolsa de Atenas sufriendo un desplome de 4.7 por ciento; otras pérdidas relevantes fueron: Londres con 1.10 por ciento, París 1.75 por ciento, Madrid 1.71 por ciento, Milán 2.33 por ciento y Frankfurt con 1.41 por ciento.

En Nueva York siguieron las pérdidas, aunque se moderaron; el Dow Jones perdió 0.60 por ciento, Nasdaq 0.42 y S&P500 0.46 por ciento.