Mercados

Contracción de economía en EU enciende las alertas

La contracción de la economía estadounidense en los primeros tres meses no sólo fue la peor desde el primer trimestre de 2009, sino que fue la mayor revisión a la baja para una segunda estimación del PIB desde que se llevan a cabo registros, en 1976.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
26 junio 2014 10:39
Dólar

Se tambalea economía EU (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.--Las alertas se prendieron a pesar de que los analistas consideran que la fuerte contracción de la economía estadounidense en el primer trimestre del año fue sólo temporal, y que retomará impulso en los siguientes meses.

Sin embargo, hay elementos que hacen pensar que la caída no fue del todo anecdótica, incluso, podría persuadir a los miembros de la Fed a hacer una pausa en el tapering.

Washington informó que el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se contrajo 2.9 por ciento en el primer trimestre del año –su peor caída en cinco años–, superior a la desaceleración de 0.1 por ciento informada inicialmente hace dos meses, así como a la revisión del mes pasado, cuando cayó 1.0 por ciento.

La contracción de la economía estadounidense en los primeros tres meses no sólo fue la peor desde el primer trimestre de 2009, sino que fue la mayor revisión a la baja para una segunda estimación del PIB desde que se llevan a cabo registros, en 1976.

Si bien es cierto que el decrecimiento estuvo asociado al impacto de uno de los inviernos más gélidos de la historia en la Unión Americana, la contracción mayor a la prevista, incluso superior a la estimación de los analistas de una caída de 1.8 por ciento, junto con algunos claroscuros en sectores clave de la economía, han llevado a algunos analistas a revisar a la baja sus estimación para el segundo trimestre.

Hace un mes, las proyecciones apuntaban a una expansión de 3.6 por ciento; ahora, los nuevos sondeos anticipan un crecimiento en el rango de 3.3 a 2.8 por ciento en el periodo mencionado, y una expansión de 3.0 por ciento para los seis meses finales del año.

Aún hace falta evaluar indicadores de sectores clave de meses recientes, que podrían cumplir o superar las previsiones del mercado; pero en caso de fallar con las proyecciones de los expertos, podrían encender algunos focos amarillos y persuadir a los responsables de la política monetaria estadounidense a hacer una pausa en su ritmo de retiro de estímulos o tapering.

Si bien es cierto aún es prematuro, no se puede descartar considerando la aguda y no presupuestada contracción de la mayor economía del mundo en los primeros tres meses del año.