Mercados

¿Cómo reaccionaron las bolsas en otros atentados?

Las consecuencias políticas y militares tras un ataque terrorista son inminentes, sin embargo, el efecto en los mercados financieros ha sido limitado luego de los atentados más emblemáticos de los últimos 15 años alrededor del mundo. Aquí, algunos ejemplos.
Abraham González
[Fuerzas de seguridad afganas inspeccionan un vehículo usado en el ataque al consulado de EU. / Reuters] 

[Fuerzas de seguridad afganas inspeccionan un vehículo usado en el ataque al consulado de EU. / Reuters]

Tras la más poderosa ofensiva de este tipo, el 11 de septiembre de 2001, que hizo colapsar las Torres Gemelas de Nueva York, el mercado bursátil cerró por cuatro días y, cuando reabrió, el índice bursátil S&P 500 cayó por cinco sesiones consecutivas a su mínimo de ese año.

Sin embargo, en exactamente un mes, el indicador había recuperado su nivel previo al atentado y, entre el 10 de septiembre y el cierre del año, acumuló un alza de 10.5 por ciento.

El siguiente golpe terrorista de gran magnitud fue el 11M de España, en 2004. El mercado español, medido con el índice bursátil Ibex, cayó, a partir del 11 de marzo, tres días consecutivos y acumuló una pérdida de 7.1 por ciento. En menos de un mes había recuperado el nivel previo al ataque y, en ese año, el Ibex tuvo una ganancia anual de 13.5 por ciento.

Londres, uno de los centros bursátiles más grandes del mundo, fue blanco de otro atentado terrorista en julio de 2005. Cuatro bombas explotaron en el metro de la ciudad, lo que dejó un saldo de 52 personas muertas. El índice FTSE 100 cayó 1.4 por ciento ese día y rebotó al día siguiente, mientras que el año lo cerró con un alza de 16.7 por ciento.

Noruega sufrió un golpe similar a finales de julio de 2011, cuando se registró la explosión de una bomba y un tiroteo. Aunque hubo una reacción inicial negativa, ese año, la bolsa de Oslo ganó 11.5 por ciento.

Rusia también fue objetivo de atentados en diciembre de 2013, con la explosión de bombas en un trolebús y en una estación de trenes. El índice MICEX cayó 2.5 por ciento, pero en enero ya se había recuperado de esa caída.

Ya en 2015, el 7 de enero, Francia se conmocionó tras el tiroteo a la revista satírica Charlie Hebdo que mató a 12 personas, pero la bolsa respondió con un alza. Sólo en ese mes, el índice bursátil Cac 40 subió 7.8 por ciento y en el año es una de las bolsas más ganadoras de la región, pues acumula un rendimiento de 12.44 por ciento en lo que va del año.

Tras el ataque del viernes, el mismo índice reaccionó con una baja marginal ayer de 0.08 por ciento, con las acciones de aerolíneas y empresas de turismo como las de peor desempeño, según un reporte de BBVA Resesarch.