Mercados

Cinco sesiones positivas en el IPC; gana 2.87%

El principal indicador accionario mexicano está prácticamente en 41 mil puntos, su nivel más alto desde enero, para colocarse en el umbral de los 41 mil puntos, algo que no se observa desde finales de enero.
Felipe Sánchez
Felipe Sánchez
03 abril 2014 5:10
[La BMV opera sin cambios relevantes durante su apertura. / Cuartoscuro] 

[La BMV opera sin cambios relevantes durante su apertura. / Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- El principal índice accionario mexicano acumuló cinco sesiones positivas con una ganancia de 2.87 por ciento, para colocarse en el umbral de los 41 mil puntos, algo que no se observa desde finales de enero.

Así, el cierre de ayer, de 40 mil 900.53 unidades, es el más alto en 2 meses, el pasado 30 de enero se ubicó ligeramente arriba de 41 mil puntos.

La tendencia de alza en el mercado de valores nacional inició la semana anterior, con características de ser un ajuste técnico debido a que el 14 de marzo el principal índice mexicano se colocó en su nivel más bajo desde junio del año 2013; el promedio estaba demasiado bajo.

Las expectativas de un retiro ordenado de la liquidez en el mercado por parte de la Fed, así como la posibilidad de que las leyes secundarias de algunas reformas estructurales sean aprobadas en breve, son otros de los factores que impulsan al mercado.
}
Ayer miércoles el Índice de Precios y Cotizaciones concluyó la jornada con un incremento de 1.06 por ciento.

El movimiento se produjo con un volumen de 376.7 millones de acciones y 161 mil 381 operaciones.

Con esta alza, la bolsa acumula cinco días de ganancias consecutivas y gana 2.87 por ciento, aunque el saldo del año se mantiene negativo con 4.27 por ciento.

El repunte bursátil de ayer en términos del índice no correspondió con el balance de emisoras negociadas, que refleja un perfecto equilibrio, ya que de 104 emisoras que entraron en operación, 48 subieron y otras 48 descendieron, mientras que las restantes 8 no modificaron sus precios.

Esto significa que el alza del índice se explica porque un buen número de las emisoras que subieron integran la muestra del índice, y/o porque entre las acciones que ganaron estuvieron títulos con una elevada ponderación en la muestra.

El mercado mexicano reaccionó favorablemente a la información publicada en Estados Unidos, un buen dato en la generación de empleo en el sector privado durante marzo, y un incremento inesperado de 1.6 por ciento en los pedidos a fábricas de febrero.

Los datos de la economía han salido en los días recientes mejor a lo esperado, o cuando menos acordes con lo previsto.

Estas son buenas noticias para la economía mexicana, e indirectamente para las empresas nacionales, en especial para muchas que cotizan en la bolsa de valores.

Por las mismas razones, los mercados de Nueva York concluyeron ayer con ganancias.

En la bolsa de Nueva York su índice más representativo, el S&P de 500 acciones, estableció su octavo récord histórico en lo que va del año luego de ganar 0.29 por ciento y finalizar en mil 890.90 unidades.

No obstante, el promedio Dow Jones de 30 acciones no se estrena todavía en 2014 con un máximo histórico, aunque al cierre quedó a un paso de marcarlo.

El alza en el Dow Jones fue de 0.24 por ciento, para un cierre en 16 mil 573 puntos. En la bolsa Nasdaq el aumento fue también moderado, de 0.20 por ciento, al quedar en 4 mil 276.46 unidades.
Línea positiva bursátil

La tendencia positiva de las bolsas de valores parece un proceso de descuento de varios factores importantes para los mercados en las últimas semamas.

Por una parte, al parecer ha bajado de intensidad el conflicto geopolítico que enfrentó a Rusia y Ucrania en primera instancia, pero que posteriormente inmiscuyó a Estados Unidos y prácticamente toda Europa.

El gran temor era que las sanciones contra Rusia por la anexión de Crimea generaran un “efecto dominó” en Europa; factores como una guerra comercial no se descartaban, con impactos importantes para una zona del mundo que apenas tiene visos de salir de una grave crisis.

Las sanciones contra Rusia fueron de segundo nivel, y de acuerdo con los expertos no se ven posibilidades de que tiendan a endurecerse, al menos no en el corto plazo. Por lo tanto, la relación Rusia-Europa se deterioró menos de lo esperado.

Otro factor es el de los estímulos monetarios; la Fed inició el retiro de liquidez en enero, y se considera que mantendrá un calendario de retiro por 10 mil millones de dólares.