Mercados

Caída en márgenes del S&P 500, mal presagio para las acciones de EU

Las valuaciones son altas y las utilidades bajas en el mercado de Estados Unidos, un mal augurio para las acciones, según analistas.
Álvaro Montero
Acciones de Facebook en pizarra

Acciones de Facebook en pizarra. (Reuters/Archivo)

Las acciones suben, el peor comienzo de año ya es un recuerdo y los vendedores en corto se ven castigados, sin embargo, bajo la superficie de las ganancias sucede algo que debería llevar a los alcistas a una pausa.

Lo anterior se puede observar en los pronósticos trimestrales sobre el Índice Standard & Poor’s 500, en donde las ganancias declinan al ritmo más rápido desde la crisis financiera respecto a los ingresos. La divergencia entre ambos indicadores refleja una profundización en la contracción de la rentabilidad empresarial y una caída del ingreso neto a 8 por ciento de las ventas, mientras que fue de un récord de 9.7 por ciento en 2014.

Los bajistas han advertido durante años que ese deterioro sería la sentencia de muerte para un mercado alcista que está a unas dos semanas de convertirse en el segundo más prolongado de que se tenga registro a pesar de que la productividad vacila y la producción industrial se debilita. Si bien nada de eso ha evitado que las acciones suban en siete de las últimas nueve semanas, los aumentos rara vez han soportado una declinación de la rentabilidad tan marcada como esta, algo que también es un mal indicio para la economía.

“Los analistas han visto extremarse la situación, y por el momento no hay más camino que una reversión”, dijo Barry James, máximo responsable ejecutivo de James Investment Research en Xenia, Ohio, quien contribuye a la administración de 6 mil 700 millones de dólares. “Al haber desaparecido la flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal, los inversores tienen que volver a las valuaciones y las ganancias, y al ser unas altas y las otras bajas, no hay un buen augurio para las acciones”.

Si bien se estima que las compañías productoras de energía experimentarán la mayor contracción de márgenes debido a la caída de los precios del petróleo, con una declinación de las ventas de 28 por ciento que acompaña a las pérdidas del primer trimestre, los analistas pronosticaron que seis de los otros 10 sectores que componen el S&P 500 también darán a conocer una menor rentabilidad. El ingreso neto de las compañías financieras y de materias primas estará por lo menos 12 puntos porcentuales por debajo de las ventas.

CICLO DEL MERCADO

Un estudio de Barclays mostró que las grandes caídas de la rentabilidad empresarial por lo general presagian reversiones económicas. Desde 1973 ha habido otros seis momentos en que los márgenes del S&P 500 se redujeron 60 puntos básicos o más en un período de 12 meses. Excepto uno, todos coincidieron con una recesión.

Por otra parte, si la Fed sigue subiendo de forma gradual las tasas de interés y el gobierno se abstiene de incorporar estímulo, sería la primera vez desde 1952 que las ganancias bajan sin recesión, flexibilización de la Fed ni expansión fiscal, indican datos que recopiló Bianco Research.

“Me resulta muy difícil pensar en un aumento de precios”, dijo Malcolm Polley, quien administra mil 300 millones de dólares en su condición de presidente y máximo responsable de inversión de Stewart Capital Advisors en Indiana, Pensilvania. “Todo tendría que salir muy bien, y en mi opinión hay muchas probabilidades de que algo salga mal y genere una caída de las valuaciones”.