Mercados

Caída del crudo arrastra ahora a acciones bancarias globales

27 mil mdd son las pérdidas potenciales del sector bancario del Viejo Continente, ante la probabilidad de impago de empresas relacionadas a la energía, según estimaciones hechas BofA.
Abraham González
Barril petróleo

Barril petróleo

Los efectos de la caída en los precios del petróleo se están extendiendo. Los temores recaen ahora sobre las acciones de grandes bancos a nivel global, ante su exposición a posibles impagos de empresas energéticas.

Hasta ayer, la capitalización de mercado de compañías financieras y bancos de Estados Unidos, medidas por el S&P 500 Financials Sectors, se hundió a su nivel más bajo desde octubre de 2013, tras haber caído casi 15 por ciento en lo que va del año.

En el Viejo Continente, el MSCI Europe/Financials Index cayó casi 8 por ciento en dos días.

En Japón, el sector financiero al interior del Nikkei perdió más de 6 por ciento el martes y en las operaciones del miércoles arrancó con un nuevo descenso.

“Creemos que los bancos europeos con grandes exposiciones en créditos a empresas de energía y commodities seguirán siendo presionadas por los accionistas ante esas posiciones”, explicaron en una nota Alastair Ryan y Michael Helsby, analistas de Bank of America.

“Aunque las estimaciones de largo plazo en los precios del petróleo -y metales- están por arriba de los niveles actuales, creemos que los inversionistas seguirán castigando la exposición a las cotizaciones actuales y deducirán las pérdidas potenciales”.

El precio del petróleo cayó ayer 5.89 por ciento en Nueva York y 7.79 por ciento en Londres.

En tanto, el índice Markit que mide la probabilidad de impago de las empresas energéticas de Norteamérica con base en los rendimientos de sus CDS (Credit Default Swaps) se ubicó en 469 puntos, un nuevo máximo histórico, según información de Bloomberg.

TASAS BAJAS TAMBIÉN CAUSAN TEMOR

Según los pronósticos, la Reserva Federal (Fed) no subiría su tasa de referencia este año, lo que también añade presión sobre los títulos del sector bancario.

Al subir las tasas la Fed, los bancos podrían expandir los márgenes de ganancia sobre los préstamos que otorgan, lo que beneficiaría a los ingresos de las emisoras. Ahora, esa expectativa se diluye.

Según la negociación de fondos federales, la probabilidad de que ese banco central realice un nuevo movimiento se inclina hasta 2017. Para la primera junta del siguiente año, la probabilidad de un alza de tasa cayó hasta 31.3 por ciento, de acuerdo con información de Bloomberg.

¿PROTECCIÓN CONTRA DEUDA BANCARIA?

Ante el peligro de que los bancos europeos no puedan cumplir con sus propias deudas, existe un nuevo, pero todavía no probado, seguro: los CoCo’s (Contingent Convertible).

Se trata de bonos que sirven como una garantía. Cuando un banco incumple con un pago (la parte contingente), el dinero levantado por estos bonos se utiliza para cubrirlo y el bono puede transformarse en una acción (la parte convertible).

“Los CoCo’s están diseñados para aprovechar la ‘sabiduría de las masas’, poniendo a los tenedores de bonos en la línea de batalla, otorgándoles un gran rédito a la salud de los bancos emproblemados”, explicó John Glover, especialista de Bloomberg.

“Son inversiones de alto rendimiento con una granada de mano incluida”.