Mercados

BMV tuvo el mejor rendimiento con este presidente de EU

De acuerdo con las estadísticas disponibles en Bloomberg, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores acumuló una ganancia nominal de 295.95 por ciento durante este gobierno.
Clara Zepeda
Estados Unidos

(Bloomberg)

Durante la administración del republicano George W. Bush (2001-2009), el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registró su mejor rendimiento de los últimos tres gobiernos de Estados Unidos.

De acuerdo con las estadísticas disponibles en Bloomberg, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una ganancia nominal de 295.95 por ciento durante el gobierno de George W. Bush; mientras que en el transcurso del mandato del demócrata Bill Clinton (1993-2001), la ganancia del IPC fue de 221.25 por ciento.

En un marcador más rezagado, pero rentable, durante el gobierno del demócrata Barack Obama (2009-2017), el IPC acumuló una ganancia de 103.94 por ciento.

En medio de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, la crisis de las punto com, el desplome de las Torres Gemelas, la contabilidad creativa de Enron, la crisis del techo de endeudamiento, la pérdida de la calificación crediticia de la AAA por parte de S&P, el desplome del precio del petróleo, la crisis de deuda en Europa, el Brexit y demás acontecimientos que han mantenido en constante volatilidad a los mercados accionarios, el IPC ha registrado ganancias de tres dígitos durante las últimas tres administraciones en Estados Unidos.

Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS, detalló que el periodo de George W. Bush fue una época de estabilidad en la economía mexicana. Las exportaciones mexicanas lograron un crecimiento de aproximadamente 90 por ciento, mientras el tipo de cambio se mantuvo en niveles de 10.00-11.00 pesos (previo a la crisis del 2008).

Esta fue la época del “súper peso” cuando se creía que la tendencia de apreciación del tipo de cambio sería persistente pero estaba respaldado por la estabilidad económica global.

Añadió que el PIB nacional alcanzó un crecimiento anual de 5.29 por ciento al inicio de 2006, impulsado por la producción industrial y el consumo interno.

“La producción de petróleo aun no registraba la aparatosa caída que hemos visto en los últimos años y en el 2008 teníamos un precio del barril de más de 140 dólares generando un flujo favorable para el gobierno mexicano”, describió Domínguez.

Aunado a lo anterior, dijo, el Banco de México redujo la tasa de referencia de 7.50 a 4.75 por ciento, debido al control que se logró en la inflación. Esto produjo un crecimiento natural en el precio de las acciones que permitió el incremento del IPC en más de 250 por ciento durante el mandato de Bush.