Mercados

BMV, la menos ‘sexy’ de AL por dólar caro

El rendimiento en dólares del IPC de la Bolsa Mexicana de Valores es negativo en 2016, lo que disminuye el apetito de extranjeros por el mercado accionario nacional.
Clara Zepeda
BMV.

BMV.

El mercado accionario mexicano se ha vuelto el menos atractivo de América Latina para inversionistas extranjeros, pues en lo que va de 2016 es la única que tiene un rendimiento negativo en dólares, debido a la fuerte depreciación del peso.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registra una caída en dólares de 4.34 por ciento en lo que va de 2016, mientras que la bolsa de Brasil repunta 30.3 por ciento; Colombia sube 19.3 por ciento; Chile, 10.8 por ciento; Argentina, 4.1 por ciento, e, inclusive, el S&P 500 y el Dow Jones acumulan una ganancia en el año arriba de 1.7 por ciento.

Jorge Plácido, analista de Vector Casa de Bolsa, aseguró que si eres un inversionista mexicano, por ejemplo, que invierte en pesos, el rendimiento del mercado accionario mexicano se traduciría a 5.23 por ciento nominal, sin embargo, la mayoría de los inversionistas ven el comportamiento del IPC en dólares, sobre todo los extranjeros.

“Un extranjero en el mercado mexicano se ha visto afectado por el tipo de cambio. El mercado mexicano registró su último máximo histórico de cierre en septiembre de 2014 en 46 mil 357.24 puntos, mientras que el tipo de cambio de aquella fecha estaba en 13.07 pesos por dólar; el índice medido en dólares equivalía a tres mil 546 enteros; hoy, con 45 mil 225.40 unidades, con una paridad de 18.60 pesos, está en dólares en dos mil 431 enteros.

“El mercado en términos de dólares no ha subido, está un 31 por ciento debajo de su valor que tenía en términos de dólares en su máximo histórico”, resaltó Plácido.

SE VAN FORÁNEOS

Valentín Mendoza, gerente de Análisis Bursátil de Banorte-Ixe, detalló que los factores que influyeron en el desempeño de las bolsas han sido la fuerte volatilidad en los precios del petróleo, así como las divergencias de políticas monetarias de los principales bancos centrales del mundo, y las continuas preocupaciones con respecto al crecimiento económico global.

“Los anteriores factores inyectaron una fuerte volatilidad a las principales bolsas de valores del mundo y causaron flujos de salida, principalmente de países emergentes”.

Tan sólo de enero a mayo de este 2016, los inversionistas institucionales, a través de ETFs, retiraron de las bolsas de países emergentes siete mil 634 millones de dólares. De Asia salieron flujos por siete mil 874 millones y de Europa por mil millones, en tanto que a América Latina ingresaron capitales por mil 155 millones, y a África y Medio Oriente entraron 85 millones de dólares. Por otra parte, de la BMV se retiraron 274 millones de dólares, mientras que a Brasil ingresaron flujos por 817 millones.

“Creemos que esta divergencia no obedece a una preferencia por Brasil sino a compras de oportunidad”, dijo el especialista de Banorte-Ixe.
De acuerdo con David Franco, economista de Santander, los activos con riesgo elevado reflejan un creciente temor por la posibilidad de que Inglaterra vote por salir de la Unión Europea este próximo jueves.

“Claramente los riesgos asociados a un menor crecimiento y elevada volatilidad en los mercados financieros está superando expectativas de cualquier apoyo adicional que podría generarse al mantener tasas bajas por más tiempo, tal y como los bonos core anticipan”, precisó Franco.