Mercados

Banxico anclaría alza de tasas a control de precios, no al mercado

Si el tipo de cambio registra comportamientos a la baja, el banco central azteca podría realizar una nueva intervención, exponen expertos.
Clara Zepeda
Clara Zepeda
14 julio 2016 10:54
Agustín Carstens, jefe del Banco de México

Agustín Carstens, jefe del Banco de México. (Eladio Ortiz)

Tras dos movimientos sorpresa de política monetaria este año, surge la posibilidad de que el Banco de México (Banxico) realice una nueva intervención si el tipo de cambio presenta un comportamiento más negativo que otras divisas, pero además registra implicaciones en las expectativas de inflación, aseguran analistas.

“Banxico evitará un desanclaje de las expectativas de inflación de cara a un segundo semestre también de mucha incertidumbre”, alertó Mariana Ramírez.

La economista de Ve por Más explicó que la acción del Banco de México es importante, pero tiene un efecto temporal y la divisa (peso) vuelve a responder a factores externos como el resto de las demás monedas.


“La atención del Banco de México está puesta sobre el tipo de cambio, pero por las implicaciones que puede tener en la inflación y sobre la cuenta corriente que es importante que se mantenga sana, lo cual favorece a los fundamentales macroeconómicos y mantiene la inversión en el país”, dijo.

Para Gabriela Siller, directora de Análisis de Económico-Financiero de Banco Base, los mercados financieros no le han tomado la medida al banco central, aunque reconoció que las políticas monetarias no están teniendo un total impacto, pues para mantener la tasa de inflación bajo su objetivo, ha sido efectiva y suficiente la política, pero no para mantener o bajar la volatilidad cambiaria, más aún cuando hay tanta especulación entorno al peso.

“Es un hecho que si Banxico no hubiera subido tasas, el tipo de cambio estaría arriba de 19.20 unidades (…) no obstante, la autoridad tiene herramientas como operaciones de mercado abierto, encaje legal y la tasa de interés. Por lo que Banxico ha suavizado las decisiones de los mercados, sin mantener algún tipo de cambio”, prevé Siller.

Por otro lado, para Delia Paredes, director ejecutivo de Análisis Económico de Banorte-Ixe, los participantes de los mercados presionarán al Banco de México para elevar la tasa de referencia cuando se observe una depreciación importante del tipo de cambio.

Adicionalmente, para lograr una reacción en los mercados locales, de ahora en adelante se van a necesitar alzas de tasas de una magnitud no menor a 50 puntos base, precisó Paredes.