Mercados

Banco de Inglaterra abre ‘arsenal’ para defenderse del Brexit

En una medida esperada por los mercados financieros, el Banco de Inglaterra dio a conocer un paquete de estímulos para reactivar el crecimiento de la economía, luego que tras el referéndum de junio los principales indicadores se han deteriorado.
Abraham González
Bloomberg
05 agosto 2016 5:0
[Bloomberg] El BoE ha mantenido sin cambios las tasas de interés desde marzo de 2009. 

[Bloomberg] El BoE ha mantenido sin cambios las tasas de interés desde marzo de 2009.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), dio a conocer el jueves un paquete “excepcional” de estímulos, el cual incluyó el primer recorte de tasas del Banco de Inglaterra en siete años, en respuesta a la paliza que han recibido las estimaciones de crecimiento económico después del voto a favor del Brexit.

Los miembros de la junta de política monetaria votaron de manera unánime por reducir la tasa de referencia en 25 puntos base, para ubicarla en un mínimo histórico de 0.25 por ciento. No obstante, la votación estuvo dividida en algunos otros elementos del paquete que incrementaría la hoja de balance del banco central en 170 mil millones de libras.

“Tomamos estas medidas porque el panorama económico ha cambiado notablemente”, declaró Carney. “Todos los indicadores han caído en picada, en la mayoría de los casos a niveles no vistos desde las crisis financieras, y en algunos otros a mínimos históricos”.

El Banco de Inglaterra lanzó dos nuevos esquemas: uno para adquirir 10 mil millones de libras en bonos corporativos con grado de inversión y otro -que podría alcanzar las 100 mil millones de libras- para garantizar que los bancos sigan ofreciendo créditos luego de aplicar el recorte de tasas de interés.

La entidad subió además el objetivo global del programa de compras de bonos públicos a 435 mil millones de libras desde los 375 mil millones alcanzados a finales de 2012.

LOS QUE GANARON

Luego de los anuncios del banco central, los activos financieros en Reino Unido sufrieron movimientos relevantes.

Uno de los ganadores fueron las firmas de alta capitalización en el mercado accionario de ese país. La debilidad de la libra esterlina impulsó a las acciones de compañías transnacionales del principal índice de ese país, el FTSE 100. Con ello, el índice de referencia anotó su primera ganancia en cuatro días.

Las acciones de los bancos británicos también obtuvieron ganancias y un grupo de ellas alcanzaron sus niveles más altos desde la votación por el Brexit, en parte porque el BoE mitigó el sufrimiento de las tasas bajas con un programa de 100 mil millones de préstamos en libras.

Las vivienderas británicas también registraron beneficios. La expectativa de que tasas más bajas disparen la demanda por créditos hipotecarios impulsó al índice Bloomberg UK Homebuilder más de 1.5 por ciento.

LOS QUE PERDIERON

El activo más afectado en Reino Unido de nuevo fue la libra, la cual perdió 1.64 por ciento y se ubicó en 1.3107 dólares. Esta fue la mayor caída en tres semanas y la ubica nuevamente en los niveles alcanzados tras el Brexit, es decir, mínimos de 31 años.

Los fondos de pensiones y los ahorradores también se vieron afectados, pues una reducción de tasas implica un menor retorno para su capital.

Por último, los Credit-Default Swaps, es decir, los seguros de impago sobre la deuda de empresas británicas, también se vieron afectados. El índice Markit iTraxx Europe, que agrupa a los instrumentos que cubren la deuda de compañías de grado de inversión en ese país se redujo tres puntos base a 68 unidades, de acuerdo con datos de Bloomberg.