Mercados

Acciones automotrices aceleran a las bolsas del viejo continente

La caída del euro a mínimos de 12 años frente al dólar y la inyección de liquidez del Banco Central Europeo está dando sus primeros frutos.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
12 marzo 2015 5:10
[El Dax marcó un récord histórico. / Reuters] 

[El Dax marcó un récord histórico. / Reuters]

El programa de alivio cuantitativo del Banco Central de Europa (BCE) ya comenzó a generar los primeros efectos positivos para las empresas europeas.

La entrada en vigor esta semana del Quantitative Easing (QE) de BCE profundizó la caída del euro frente al dólar y arrastró a la moneda única europea a mínimos de 12 años.

Lo anterior incrementó las expectativas de ganancias, ingresos y rendimientos de las principales firmas exportadoras, particularmente, para las del sector automotriz.

Mario Draghi y sus colaboradores estaban consientes de que el programa de alivios cuantitativos, más allá de estimular de forma prioritaria a la economía del bloque y alejar el fantasma de la deflación, debería profundizar la caída del euro y en consecuencia impulsar la actividad de su sector exportador.

Esa expectativa aún no se ve reflejada en los resultados corporativos de las empresas exportadoras, pero las acciones de las mismas ya han comenzado a repuntar.

En el mercado de Frankfurt las acciones de BMW y Volkswagen concluyeron con avances de 4.97 y 4.73 por ciento, respectivamente, impulsando al índice DAX a un nuevo máximo histórico de 11 mil 805.99 unidades.

En el mercado de París, los títulos de Renault y Peugeot repuntaron 4.04 y 3.52 por ciento, respectivamente, contribuyendo en un avance de 2.37 por ciento del índice CAC-40 que cerró cerca de cinco mil puntos (4 mil 997) por primera ocasión desde finales de mayo de 2008.

En Milán, la firma Fiat Chrysler registró un alza de 4.09 por ciento, influyendo en el repunte de 2.18 por ciento del índice Mibtel, que concluyó en 22 mil 833 puntos, un nivel no observado desde febrero de 2011.

Con la expectativa de que el euro acelere su depreciación, desde su actual valor de 1.0547 por dólar y enfilándose a la mayor caída trimestral de su historia ya que acumula un descenso de 12.8 por ciento en lo que va del año, es muy probable que la firmas exportadoras eleven sus estimados de ganancias e ingresos del año, en el mediano plazo.