Mercados

Aterrizaje forzoso
de aerolíneas; caen sus acciones en el mundo

Costos. Rutas de largo alcance ya son un problema para las compañías aéreas; también impactan a los fabricantes, sólo es cuestión de voltear a ver el precio de sus acciones que se están deprimiendo.
Álvaro Montero
Efraín H. Mariano
09 julio 2014 9:34
Industria aeroespacial

Turbina de un A350 XWB de Aierbus. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un exceso en la oferta de rutas largas en el sector de las aerolíneas comerciales, así como expectativas de malos resultados financieros para los siguientes meses, golpean los precios de las acciones de las aerolíneas en el mundo.

Como resultado, los títulos de las principales aerolíneas estadounidenses y europeas han perdido altura y capitalización en los mercados financieros, desplomándose en las últimas semanas.

En la New York Stock Exchange (NYSE), los valores de Delta Air Lines, que ayer experimentaron una caída intradía de hasta 5.5 por ciento, concluyeron con un descenso de 1.25 por ciento, en 36.44 dólares, su menor cotización desde el 25 de abril.

Los valores de una de las aerolíneas más importantes del mundo acumulan una caída de 16 por ciento desde el 9 de junio –cuando escalaron a su máximo del año– por las expectativas de que sus ingresos se verán afectados por el impacto de un sector sobrepoblado de rutas largas.

La perspectiva de que su fusión con Northwest Airlines –para reducir costos y optimizar sus negocios–, podría caerse, también ejerce presión sobre los valores de la firma estadounidense.

El lunes, tras el anuncio de que Delta Air Lines reducirá la frecuencia de sus vuelos Caracas-Atlanta, la acción sufrió un descalabro de 4.4 por ciento.

Las aerolíneas estadounidenses, como United Continental Holdings y American Airlines Group., también han resentido el impacto de una oferta abundante. Desde el 9 de junio, los valores de ambas firmas exhiben descensos de 17.7 y 8.24 por ciento, respectivamente.

En París, las acciones de Air France-KLM se desplomaron este martes 8.72 por ciento, su peor caída desde octubre de 2011, a un valor de 8.57 euros, después de recortar sus previsiones de ganancias anuales argumentando un mercado sobrepoblado de rutas en Norteamérica y Asia. Desde el 9 de junio los valores de la mayor aerolínea de Europa se han derrumbado 26.8 por ciento.

Todo lo inició Lufthansa
El 9 de junio, la junta directiva de Lufthansa AG revisó las previsiones de facturación del grupo a la baja, entre 23 y 33 por ciento para el ejercicio de 2014, en el que prevé facturar mil millones de euros frente a los mil 300 millones y hasta mil 500 millones de euros estimados anteriormente.

El ajuste obedeció a un exceso de oferta en el mercado de rutas largas, que la obligó a recortar precios y reducir su oferta para la temporada de verano. Desde entonces, los valores de la firma alemana se han desplomado 32.5 por ciento.

En la sesión del martes, los títulos de la aerolínea descendieron 3.81 por ciento, a 15.02 euros en la bolsa de Frankfurt.

En Madrid, los valores de IAG, anteriormente Iberia, perdieron 7.12 por ciento; mientras que en Londres, los papeles de British Airways cayeron 1.74 por ciento.

Los fabricantes de aeronaves, como el francés Airbus Group y el estadounidense Boeing Co., también han resentido el impacto del sector de las aerolíneas.