Mercados

Ante pérdidas, mercados accionarios enfrentan momentos de definición

En un contexto complicado, derivado del programa de recorte de estímulos de la Fed, y de los titubeos de la economía internacional, los mercados financieros enfrentan con inquietud el futuro próximo, los datos del empleo en EU ayudarán a definir.
Felipe Sánchez
Felipe Sánchez
03 febrero 2014 5:0
Luis Videgaray

El Secretario de Hacienda ha reiterado que debe haber confianza en que la recuperación de los mercados internacionales propiciarán el crecimiento en el país.


Los mercados accionarios del mundo en su gran mayoría reportaron pérdidas al cierre del primer mes del nuevo año, y de acuerdo con la experiencia histórica de bolsas como las de Nueva York, es frecuente la coincidencia de que el saldo de enero coincida con el saldo anual, esto es, si en enero hay bajas, es probable que el año concluya con saldos negativos.

Pero más allá de las estadísticas, y de lo que pudiera ocurrir en todo lo que resta del naciente año, vale la pena considerar los puntos importantes a considerar en la coyuntura actual. Los números de la economía no han sido uniformes, el PIB al cuarto trimestre de Estados Unidos resultó ligeramente mejor a lo previsto por la media de los analistas, de 3.2 por ciento, cuando se preveía de 3.0 por ciento. Sin embargo, otros números, han salido desfavorables, como los nuevos puestos de trabajo de diciembre. Se puede decir que la economía mejora, pero con claroscuros, en Europa y Asia ocurre lo mismo, y no se diga en México.

No obstante estos desempeños de las economías, el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos ha tomado la decisión de ir recortando el monto de los estímulos monetarios, de alguna manera se puede decir que comienza a restringir la liquidez.

Estos elementos han sido los factores principales que explican la turbulencia que han sufrido los mercados financieros. Pero la situación se complica al tomar en cuenta las reacciones suscitadas en los mercados de los países emergentes, en algunos de los cuales se han presentado situaciones en serio preocupantes, en especial por las fuertes devaluaciones de sus monedas.

Lo anterior ha orillado a varios bancos centrales a incrementar sus tasas de interés de referencia, con el objetivo de contener la salida de capitales, y los efectos inflacionarios de la depreciación de sus divisas. Desde luego, muchos de estos flujos han buscado refugio en bonos del Tesoro de EU, provocando caídas en los rendimientos que pagan estas notas, de tal manera que el tapering de la Fed no ha provocado incrementos en los réditos, como sería de esperarse, ¿la razón?, además de los flujos externos, es claro que se generan temores de que la medida de la Fed pudiera abonar a un enfriamiento en la marcha de la economía, lo que motiva a los inversionistas a tomar coberturas en los treasuries. Esto es, un menor apetito por activos de riesgo.

En este entorno complicado, la noticia de los números del empleo que se conocerán el próximo viernes en Estados Unidos, cobrarán una importancia significativa. Para la tasa de desempleo no se prevén cambios, esto es, seguiría en 6.7 por ciento, pero se espera la creación de 175 mil nuevos empleos, muy por arriba de los 74 mil de hace un mes. Sin duda, estas cifras marcarán la pauta de comportamiento de las bolsas en el corto plazo.