Mercados

‘Alza de Trump’ opacó la mejor temporada de reportes en EU en 6 años

Según varias mediciones, los inversionistas estadounidenses están gozando de una de las mejores series de resultados empresariales desde la crisis financiera.
Álvaro Montero
Toro de Wall Street

Toro de Wall Street

Según varias mediciones, los inversionistas estadounidenses están gozando de una de las mejores series de resultados empresariales desde la crisis financiera. Mirando al mercado bursátil, eso no podría adivinarse.

Es el primer trimestre en ocho en que las ganancias del Índice S&P 500 aumentarán lo suficiente para que pueda proclamarse el fin de la recesión de ganancias. No sólo el ingreso ha crecido más de 4 por ciento, sino que también lo han hecho las ventas, que suben al segundo mayor ritmo desde 2012. Los pronósticos de ganancias son especialmente buenos, y las compañías en las que aumentan superan a aquellas en las que bajan por mayor cantidad desde 2011 en este momento del año.

Sin embargo, las acciones vacilan. Datos de Bank of America Corp. indican que las empresas cuyas entradas brutas y resultados netos superaron los pronósticos de los analistas subieron menos de 1 por ciento al día siguiente, menos de la mitad del promedio desde 2000. El propio S&P 500 experimentó una racha de jornadas consecutivas de inmovilidad que no se veía en 10 años, y su retorno total es de apenas la mitad del promedio desde 2012.

¿Qué es lo que pasa? Una opinión es que las ganancias pierden importancia ante las preocupaciones geopolíticas en la era de Donald Trump. Una idea más simple podría ser que los inversores se adelantaron al celebrar los resultados este año en el tramo conocido como el “alza de Trump”.

“Las compañías que han superado las estimaciones no se han visto recompensadas de la forma habitual, por lo menos en lo que va de esta temporada de ganancias”, dijo Dan Suzuki, estratega bursátil de la unidad Merrill Lynch de Bank of America. Es probable que se deba a que los inversores se concentran más en los riesgos macroeconómicos a futuro, desde la política comercial y fiscal hasta el estímulo y el crecimiento global.

El alza que derivó en la temporada de ganancias fue fuerte: 6 por ciento en el caso del S&P 500 en los tres meses antes de que Alcoa Corp. difundiera sus resultados el 24 de enero, o más de tres veces el promedio desde 2006. Ahora que la temporada de informes está en pleno desarrollo, la operatoria ha declinado. El promedio diario del volumen negociado en la bolsa estadounidense en un mes es el segundo más bajo desde 2015.

Si bien la operatoria débil puede llevar a una mayor volatilidad, tampoco eso pasa. El S&P 500 ha pasado 82 días sin una declinación de 1 por ciento, el período más prolongado desde 2006, según datos de Bloomberg. Mientras tanto, una medición del nerviosismo del mercado bursátil está cerca del nivel más bajo en dos años y medio.

Un resquicio de esperanza: como las acciones no han ido a ninguna parte, los resultados reducen las valuaciones. La razón precio-ganancias a 12 meses para la referencia es ahora de 17,6 veces, menos que el promedio de 18,4 veces de los últimos tres meses de 2016, según datos de Bloomberg.