Mercados

A pesar de todo, crece la confianza en EU

En el caso de México, de extenderse un mayor consumo en Estados Unidos, favorecerá a las exportaciones mexicanas.
Esteban Rojas
Confianza sobre la economía alemana

Confianza sobre la economía alemana. (Bloomberg)

Los contratiempos que ha tenido Donald Trump con el sistema de justicia de Estados Unidos y con el Congreso de su país para pasar algunas de sus iniciativas no han sido suficientes para minar el apoyo proveniente de los consumidores, los cuales siguen apostando por los beneficios que les podría traer su programa económico.

De acuerdo con The Conference Board, la confianza de los consumidores estadounidenses en marzo se ubicó en 125.6 puntos, su mayor nivel desde diciembre del año 2000. El índice de confianza se colocó muy por arriba de las 114 unidades estimadas por el consenso de analistas consultados por Bloomberg.

Las apuestas favorables de los consumidores norteamericanos superan ya a la que prevalecía antes de que estallara una de las peores crisis económicas en el mundo, por lo menos desde la Segunda Guerra Mundial, originada a finales de 2008 en el sector inmobiliario de los Estados Unidos.

Incluso, el nivel alcanzado por la confianza del consumidor en Estados Unidos para un inicio de una administración es el mayor desde Richard Nixon.

Los consumidores también expresaron un optimismo mucho mayor con respecto a las perspectivas a corto plazo para las empresas, al empleo y a las perspectivas de ingresos personales. La proporción que dijo que más puestos de trabajo estarán disponibles en los próximos meses aumento a 24.8 por ciento, el más alto desde noviembre de 1983.

Los datos favorables sobre la confianza generaron ayer reacciones positivas en los mercados accionarios. El promedio industrial Dow Jones y el índice S&P 500 repuntaron 0.73 por ciento en la sesión, en ambos casos, mientras que el Nasdaq ganó 0.60 por ciento.

De extenderse un mayor consumo en Estados Unidos, las exportaciones mexicanas podrían verse favorecidas en los próximos meses.

“En nuestra opinión, este indicador seguirá ubicándose en niveles elevados, aunque surgen algunas dudas sobre la implementación de las medidas propuestas por Trump”, explicaron Katia Goya y Juan Carlos García, analistas de Banorte-ixe.

“Consideramos que los consumidores norteamericanos seguirán con un alto ritmo de gasto, que podría tener su origen en la expectativa de mejores condiciones de empleo que propicien incrementos salariales más elevados”.