Mercados

Acción de Freeport repunta 10% tras acuerdo de venta con Sumitomo

La minera estadounidense prevé utilizar los ingresos de la transacción (mil millones de dólares), para reembolsar préstamos a plazos bancarios y su línea de crédito revolvente.
16 febrero 2016 10:2 Última actualización 16 febrero 2016 10:20
Freeport, una de las mayores productoras de oro en el mundo

Freeport, una de las mayores productoras de oro en el mundo

Los títulos de la minera estadounidense Freeport-McMoRan (FCX) se disparaban este martes cerca de un 10 por ciento en la bolsa de Nueva York, un día después de firmar un acuerdo definitivo para vender su participación de 13 por ciento en Morenci, a Sumitomo Metal Mining por mil millones de dólares en efectivo.

En las operaciones en el índice Dow Jones, los papeles de la mayor minera de cobre en el mundo, subían 10.12 por ciento, a 6.09 dólares por acción, ligando su segunda jornada de ganancias tras el cierre previo de 13.09 por ciento, a un precio de 5.53 por ciento, cortando una racha de cinco sesiones consecutivas de descensos.

Ayer, Richard C. Adkerson, presidente y ejecutivo en jefe de la minera afirmó que la transacción representa un importante paso inicial hacia su objetivo de acelerar la reducción de deuda y restablecer el balance financiero, mientras que retendrá la cartera de activos y recursos de alta calidad.


La empresa Morenci de riesgo compartido no constituida en sociedad actualmente es de 85 por ciento propiedad de Freeport y 15 por ciento de Sumitomo Metal Mining Arizona Inc. (SMMAz es 80 por ciento de propiedad de SMM y 20 por ciento de Sumitomo Corporation).

Luego de completar la transacción, la empresa de riesgo compartido será 72 por ciento de propiedad de FCX, 15 por ciento de propiedad de SMMAz, y 13 por ciento de propiedad de una filial que es de propiedad total de SMM.

Se espera que la transacción se cierre a mediados de este año, supeditada a aprobaciones reglamentarias y condiciones de cierre habituales. Freeport espera utilizar los ingresos para reembolsar préstamos a plazos bancario y su línea de crédito revolvente.

La firma minera estima registrar una ganancia aproximada de 550 millones de dólares con la transacción y prevé utilizar las pérdidas para contrarrestar impuestos en efectivo sobre la transacción.