Mercados

29 minutos de caos: así fue la debacle del jueves en China

Únicamente pasaron 29 minutos este jueves antes de que el mecanismo de emergencia se activara y suspendiera las operaciones financieras en China. Pero no todo terminó ahí.
Bloomberg
07 enero 2016 18:3 Última actualización 07 enero 2016 20:23
Imagen de archivo inversionista rezando en China. (Reuters)

Imagen de archivo inversionista rezando en China. (Reuters)

Incluso para los estándares turbulentos del mercado accionario de China, fueron veintinueve minutos caóticos.

Cuando los precios de las acciones entraron en caída libre casi desde que abrieron las bolsas locales este jueves, los gurús del mercado de Huaxi Securities no lograban explicar por qué.

Un gestor de 46 millones de dólares en Shanghai liquidó todas sus tenencias. Otros inversores, entre ellos un fondo de cobertura con uno de los mejores rendimientos, intentaron en vano cobrar mientras los mecanismos de emergencia frenaron las operaciones abruptamente.

A eso de las 9:59, hora local, todo había terminado... No, no del todo. Sobrevino una avalancha de llamadas de clientes enojados por la masacre en una semana donde dos sesiones de operaciones terminaron prematuramente y el índice de referencia CSI 300 se hundió 12 por ciento. Y apenas es 7 de enero.

“Estamos lidiando con un torrente de llamadas de clientes enojados que se quejan del hundimiento del mercado y el mecanismo interruptor”, dijo Wei Wei, analista de Huaxi Securities en Shanghai. “También nos sentimos desorientados y confundidos hoy porque no logramos entender bien qué estaba pasando en el mercado”.

PERO, ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

Sin lugar a dudas, hay algo de “Alicia en el país de las maravillas” en la liquidación de esta semana, que se irradió por los mercados accionarios del mundo y socavó la confianza de los inversores en la segunda economía más grande del mundo.

No es como si el crecimiento de China se hubiese terminado. Es cierto, el yuan está debilitándose y la economía está desacelerando a su ritmo anual más lento desde 1990, pero eso se sabe hace ya algún tiempo.

De hecho, la moneda está aguantando bien frente al dólar en comparación con prácticamente todo lo demás y los analistas predicen una expansión económica de 6.5 por ciento para este año.

Lo que sí parece preocupar a los inversores es qué tan hábil o ineptamente las autoridades chinas administrarán un mercado accionario que pasó del boom al colapso y viceversa más veces en estos últimos 12 años que la mayoría de los demás grandes mercados en una década.

Después que los diseñadores de las políticas tomasen medidas extremas para apuntalar las acciones el verano pasado, los analistas se esfuerzan por evaluar cómo reaccionará Beijing a una nueva explosión de volatilidad que amenaza con hundir la confianza de empresas y consumidores.

1
 

 

Pizarrones electrónicos pagados luego de la suspensión de las operaciones financieras en China. (Reuters)
¿Mecanismo de interrupción?
- El mecanismo interruptor del mercado, lanzado a comienzos de este año, se activa cuando ocurre una oscilación de 5 por ciento en el índice de referencia CSI 300.

- Eso detiene las operaciones durante 15 minutos y las bolsas chinas cierran el resto del día si el índice se mueve 7 por ciento, como pasó el lunes y este jueves.

- Este jueves, la Comisión Reguladora de Valores de China determinó suspender el mecanismo debido a que provocó fuertes pérdidas en los volátiles mercados del país.

SIN OPCIONES

A algunos inversores no les quedó otra que vender este jueves. Es el caso de Chen Gang, que ayuda a supervisar el equivalente a 46 millones de dólares como máximo responsable de inversiones de Shanghai Heqi Tongyi Asset Management.

Chen vendió las tenencias accionarias de su empresa y dijo que no volverá al mercado hasta que los reguladores mejoren el mecanismo de interrupción. Muchos fondos privados y de cobertura en China tienen acuerdos con los inversores que establecen niveles obligatorios de liquidación si sus participaciones caen por debajo de un valor determinado.

Otros gestores no pudieron vender lo suficientemente rápido. Jiao Ji, cuyos fondos de cobertura tuvieron un retorno promedio de 61 por ciento durante la caída de 5 mil millones de dólares ocurrida en el verano porque él vendió todo antes que llegara el colapso, dijo que las interrupciones de las operaciones se dieron tan rápido que esta vez no llegó a vender sus tenencias.

“El lunes fue bastante abrupto y hoy (jueves) es todavía más abrupto”, dijo Jiao, presidente de Sunrise Investment, con sede en Jilin, una provincia del nordeste de China. “Ni siquiera hay una oportunidad de recuperarse”.