Enfoques

Urgen a fomentar el debate para ampliar libre expresión

Inicia Campeonato Mundial Universitario; participan más de 250 jóvenes de 54 universidades de 15 países. El certamen tiene lugar por primera vez en la capital del país; ésta es su cuarta edición. 
Rosalía Servín
29 julio 2014 20:33 Última actualización 30 julio 2014 5:0
Campeonato Mundial Universitario de Debate en Español (Cortesía ITESM)

En el Campeonato Mundial Universitario de Debate en Español se trata de ganar con ideas y argumentos. (Cortesía ITESM)

CIUDAD DE MÉXICO. A México le falta impulsar la cultura del debate que le permita ejercitar la tolerancia, el escuchar, ser objetivo, hablar con la razón y no con las vísceras, que es lo que comúnmente pasa e impide el buen entendimiento.

Así lo asegura Rodolfo Flores, director ejecutivo del Campeonato Mundial Universitario de Debate en Español (CMUDE), que por primera vez se realiza en la Ciudad de México.

En entrevista durante la inauguración del torneo, que desde hace ya cinco años se realiza entre la población de habla hispana, el también estudiante de Economía y Finanzas del Tec de Monterrey, aseguró que es imposible hablar de una verdadera libertad de expresión, cuando no se tienen las herramientas para expresarse, es decir el habla.

“Si no enseñamos debate no estamos garantizando la libertad de expresión de las personas. Por ello el gobierno tiene que interesarse en promoverla y enseñarla, para que la gente aprenda a expresar sus ideas y discutirlas contra otros, de modo que se pueda llegar a un consenso y formarnos un criterio. De lo contrario es difícil hablar de una verdadera libertad de expresión”, insistió.

Explicó que es común ver debates políticos y negociaciones, pero hay poco en cuanto al formato que ellos promueven y que desde su punto de vista resulta ser de gran impacto: el parlamentario.

“El debate parlamentario es un discurso más relajado, no tan diplomático como en modelos de Naciones Unidas que buscan negociar, aquí se es más competitivo, pues el punto es probar tus afirmaciones y más que negociar o llegar a solucionar un problema, se trata de ganar con argumentos”, indicó.

Para Rodolfo Flores, lo interesante de todo esto, es que a pesar de tratar con puntos de vista totalmente opuestos, se forzan a ser empáticos, algo de suma importancia cuando se trata de hablar de tolerancia.

En ello coincidió Pedro Grasa Soler, director general de los campus de la zona metropolitana de la Ciudad de México del Tecnológico de Monterrey, para quien este tipo de ejercicios te permite practicar la tolerancia, algo especialmente importante en un momento donde los países viven momentos complicados.

“Estas técnicas de debate, al tener un orden metodológico y de respeto, invitan de manera natural a la tolerancia, que es uno de los elementos que más se necesitan en México y el mundo para poder abordar los problemas de manera diferente. El aprender a escuchar, a entender que hay gente en el mundo que piensa diferente que tú, es importante para ejercerla”, indicó.

Para el rector, la problemática que se vive hoy en diferentes economías se ha polarizado, dando lugar a retrocesos más que a avances, especialmente en países de América Latina, donde predomina el individualismo.

“América Latina tiene un enorme potencial para generar alternativas diferentes, pero rara vez nos sentamos a vislumbrar aspectos que trasciendan más allá de las fronteras. De ahí la importancia de este ejercicio, pues al tener jóvenes interesados en el debate, permitirá dimensionar de manera distinta los problema que tenemos”, concluyó.

CONCURSO INTERNACIONAL

El CMUDE se realizó por primera vez en la Universidad Central de Venezuela en 2011; posteriormente tuvo como sedes la Universidad Andrés Bello de Chile en el 2012 y el año pasado el certamen fue realizado en la Complutense de Madrid.

Para su versión 2014 el Tec de Monterrey es el anfitrión y congregará a 80 equipos de 54 universidades de 15 países hispano parlantes, quienes durante nueve días debatirán sobre temas de actualidad, para convertirse en los vencedores de este campeonato universitario, que busca ganar presencia mundial.

El formato de debate se basa en ejes temáticos libres, los cuales se dan a conocer 15 minutos antes a las parejas concursantes, quienes participan en cuatro equipos por ronda y cuyos discursos tienen una duración máxima de siete minutos, se pondrán a prueba sus conocimientos, capacidad de improvisación, oratoria y lógica argumentativa.

Tras nueve rondas, se seleccionarán a los 16 mejores equipos, que pasarán a las rondas de eliminación directa, hasta que lleguen los cuatro mejores que contenderán en la etapa final, donde se seleccionará al ganador, el cual se hace acreedor a un reconocimiento avalado por el World Debate Institute, el World Debate Council y la International Debate and Education Association.