Enfoques

Un laboratorio para identificar amenazas a la salud pública

En el Día Mundial de la Salud, Peña Nieto inaugura el moderno centro de bioseguridad, el complejo forma parte de la estrategia de Seguridad Nacional del gobierno federal.
Eduardo Ortega
07 abril 2014 22:29 Última actualización 08 abril 2014 5:0
Peña inaugura INDRE  CORTESIA PRESIDENCIA

El INDRE ha sido clave para eliminar la poliomielitis y contener el sarampión, la tuberculosis y el cólera, entre otras enfermedades. (Cortesía Presidencia)

CIUDAD DE MÉXICO. Construida y equipada con una inversión de mil 200 millones de pesos, fue inaugurada ayer la nueva sede del Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE), el cual forma parte de la estrategia de seguridad nacional del gobierno para responder a las emergencias biológicas de alta peligrosidad.

Acompañado por la secretaria de Salud, Mercedes Juan López, y la representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maureen Birmingham, el presidente Enrique Peña Nieto cortó el listón de las nuevas instalaciones del instituto en el marco del Día Mundial de la Salud.

Certificado como Laboratorio de Bioseguridad nivel tres, el INDRE es parte de la Red de Laboratorios de Respuesta y Emergencia de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, e integrante de la Red Internacional de Respuesta de la Iniciativa de Seguridad Global en Salud.

Desde su creación hace 75 años, ha desempeñado un papel clave en la eliminación de la poliomielitis y la contención del sarampión, la tuberculosis, el dengue y el cólera entre muchas otras enfermedades.

De acuerdo con el Ejecutivo, con la nueva sede y equipamiento, el INDRE no sólo será referente para la salud en nuestro país, sino lo será también para la salud del mundo entero, ya que cuenta con los recursos humanos, tecnológicos y materiales para seguir cumpliendo sus responsabilidades.

La nueva sede del INDRE es un edificio inteligente y sustentable, que utiliza tecnologías amigables con el medio ambiente, lo cual lo convierte en el complejo de laboratorios de su tipo más moderno y más grande de América Latina.

“Con estas amplias e innovadoras instalaciones, México se pone a la vanguardia en la vigilancia de las enfermedades más riesgosas para nuestra sociedad.”

Según la secretaria Juan López, el INDRE constituye el principal punto de apoyo para el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

En ese sentido, destacó que garantiza diagnósticos altamente confiables que permiten identificar los agentes causales de los brotes, epidemias o pandemias, así como emitir alertas tempranas en el contexto nacional e internacional, en apego al Reglamento Sanitario Internacional.

Ayer se conmemoró el Día Mundial de la Salud, que este año busca crear conciencia sobre la importancia de prevenir enfermedades transmitidas por picadura de insectos, como el dengue, el paludismo, la oncocercosis o la enfermedad de Chagas, en cuyo combate el INDRE tiene una importancia estratégica.

La representante de la OMS, Maureen Birmingham, señaló que en el mundo más de la mitad de la población corre el riesgo de contraer alguna de las enfermedades transmitidas por insectos, mientras cada año más de mil millones se infectan y más de un millón mueren a causa de estas enfermedades.

Dijo que enfermedades como el dengue y la malaria son prevenibles; sin embargo, representan una alta carga de morbilidad y muerte en las poblaciones más pobres, causando altos costos con sobrecargas a los sistemas de salud.

Instrucción presidencial

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que el sistema nacional de salud contará con un área dedicada a supervisar la calidad de los servicios.

El primer mandatario destacó la importancia de actuar preventivamente y monitorear las prácticas médicas.

“He dado indicaciones a la secretaria de Salud para crear una instancia para la regulación y vigilancia de la calidad de los servicios en los establecimientos de salud, así como en la práctica médica.

“Es decir, actuemos de manera anticipada y no reactiva, y tengamos un área dentro del sector salud encargada de estar monitoreando la calidad de los servicios que prestan las instituciones y los establecimientos del sistema nacional de salud de nuestro país”, dijo el jefe del Ejecutivo federal.