Enfoques

Tráfico, la pesadilla de los automovilistas en Caracas

Habitantes de la capital venezolana, afirman que el tráfico y la inseguridad son sus principales preocupaciones, ya que ven afectada su calidad de vida.
Notimex
19 agosto 2014 20:21 Última actualización 20 agosto 2014 5:0
Caracas (Tomada de CaracasxCaracas.blogspot)

En Caracas el tráfico es uno de los mayores problemas que enfrentan diariamente. (Tomada de CaracasxCaracas.blogspot)

CARACAS.- El tránsito vehicular se convirtió en los últimos años en uno de los mayores problemas que deben encarar los habitantes de Caracas, porque se traduce en menos tiempo para dormir, compartir con la familia o en largas horas en atascos de automóviles y autobuses.

Ciudadanos consultados admitieron que el tráfico es una de sus principales preocupaciones, sólo superada por la inseguridad.

El área metropolitana albergaba hasta el año pasado una población aproximada de cinco millones 380 mil 668 habitantes, en una superficie de 810 kilómetros cuadrados, en los que circulan día con día una cifra aproximada de un millón 800 mil vehículos automotores.

Comprende el céntrico municipio Libertador (Caracas) y los conurbados de Chacao, Baruta, El Hatillo y Sucre, del limítrofe estado Miranda.

Respecto a los problemas de tránsito, Faviola García, afirmó: “Uno tiene que tener paciencia, ponerse a escuchar música o leer para distraerse y que el tiempo pase rápido, pero lo más difícil es cuando uno viaja con los chamos (niños) porque ellos se aburren rápido”.

Faviola, empleada bancaria de 32 años, y madre de dos pequeños, confiesa que incluso ha pensado en renunciar a su trabajo debido a que pierde más de dos horas diarias para transportarse desde Guarenas, una ciudad satélite en el este, hasta el centro de Caracas.

Sin embargo, ha optado por permanecer en su trabajo porque su salario es “imprescindible” para mantener a su familia, por lo que debe poner sus objeciones de lado y sufrir en silencio el tráfico vehicular.

Para aliviar el problema, el gobierno venezolano ha ensayado varias fórmulas como importar autobuses “Yutong”" desde China que son cómodos y cuentan con aire acondicionado, como una manera de incentivar el uso del transporte público.

De igual manera, se mantienen las obras para ampliar las líneas de Metro (tren subterráneo) existentes, aunque con un retraso importante, mientras se han realizado numerosos planes para ampliar las vías dentro de la capital.

El Ministerio de Transporte también aprobó recursos para ampliar la avenida Boyacá y la Autopista Gran Mariscal de Ayacucho (que cruzan la ciudad de este a oeste y de norte a sur) para mejorar la accesibilidad a Caracas desde las ciudades dormitorios que la rodean.

Sin embargo, nada de esto parece ser suficiente y como recuerda Javier Guamán, un jubilado de 67 años de edad, Caracas ha sufrido un desfase en su desarrollo debido al gran crecimiento demográfico que ha tenido en las últimas décadas.

“La última gran obra de vialidad que se realizó en Caracas fue la autopista Prados del Este que inauguró el doctor Rafael Caldera en los años 70, desde entonces no se hicieron más obras y la población es tres o cuatro veces mayor”, reflexionó.

El problema de los atascos vehiculares son el “resultado obvio” del retraso en las obras de infraestructura en Caracas. “¿Cómo no va a haber colas y tráfico si tenemos las mismas calles y autopistas de hace 30 años?”, se preguntó Guzmán.