Enfoques

¿Sufres de migrañas? Cuatro farmacéuticas luchan por sanarte

Los laboratorios desarrollan una nueva generación de fármacos para un mercado que valdría hasta 8 mil mdd, los tratamientos han acabado con los ataques de dolor en ensayos clínicos.
Bloomberg
23 julio 2015 0:0 Última actualización 23 julio 2015 5:0
ME Migraña Enfoques

ME Migraña Enfoques

Algunos usan lentes oscuros dentro de casa, otros se aplican compresas con vinagre o mastican jengibre, hay quienes se refugian en la penumbra. Pero casi todos los que padecen migraña coinciden en algo: las farmacéuticas han fallado.

Cuatro laboratorios buscan corregir eso y llevar al mercado la primera generación de medicinas para prevenir migrañas.Un primer vistazo a los medicamentos de Teva, Amgen, Eli Lilly y Alder muestra que evitaron los ataques en la mitad de las personas que participaron en los ensayos clínicos.

Las farmacéuticas quieren llevarse una tajada de un mercado que, según analistas, mueve entre 4 mil millones y 8 mil millones de dólares, y aliviar las crisis recurrentes que cuestan a la economía de Estados Unidos unos 13 mil millones de dólares el año por pérdidas en la productividad laboral.

Cathy Glaser, una neoyorquina de 63 años que lanzó su propia organización para financiar investigaciones en 2006 afirmó:

Hay muy poco reconocimiento del sufrimiento que causa la migraña

Glaser recuerda que de niña veía a su madre en la cama con un paño sobre los ojos, y años más tarde ella y su hermana también resultaron proclives a la migraña; su hija sufre una versión crónica que le ha llevado a la sala de emergencias.


LA LLAVE Y LA CERRADURA

Las migrañas son uno de los trastornos neurológicos más comunes. Cerca de 36 millones de personas en Estados Unidos, la mayoría mujeres, conocen bien los síntomas: dolor de cabeza, vómito y alteración de la visión. Se estima que 3.2 millones sufren dolores crónicos más severos que los inhabilitan al menos 15 días al mes.

Teva, Amgen, Lilly y Alder están desarrollando fármacos para eliminar esos episodios por completo, al menos en algunos pacientes, bloqueando los péptidos relacionados con el gen de la calcitonina (CGRP por sus siglas en inglés), que juegan un papel clave en la inflamación y la transmisión del dolor.

“Los CGRP son la llave y el receptor es la cerradura”, explica el CEO de Alder, Randall Schatzman. “Cuando la llave entra en la cerradura, activa un proceso biológico, en este caso el dolor que identificamos como una migraña. Estamos impidiendo que esa llave pueda entrar”.

Los fármacos experimentales de las cuatro empresas redujeron en 50 por ciento los días de migraña en al menos la mitad de los pacientes en estudios de fase intermedia.

Teva planea iniciar “muy pronto” dos ensayos clínicos en última fase. La droga tiene un enorme potencial de venta y podría ayudar a que la empresa israelí, más conocida por fabricar uno de cada seis genéricos en el mundo, se reponga de haber perdido la patente de su tratamiento Copaxone para la esclerosis múltiple, afirma Umer Raffat, analista de Evercore ISI, quien estima que el mercado para los nuevos medicamentos contra la migraña puede alcanzar los 8 mil millones de dólares.

1
  

    

Teva Farmacéutica (Especial)


Teva va un poco más adelante que las demás tras haber demostrado que su fármaco funciona en dos tipos de migrañas conocidos como crónica y episódica, manifiesta el analista Ronny Gal de Sanford C. Bernstein & Co. Sin embargo, Lilly podría ser la primera en llegar al mercado, pues ya comenzó un ensayo en última fase en pacientes que sufren de una condición insoportable pero rara conocida como cefalea en racimo.

Estos productos constituyen la primera generación de medicamentos desarrollados específicamente para prevenir las migrañas en un campo dominado por los remedios caseros y tratamientos prestados de otros padecimientos.

1
   

   

Teva Farmacéutica (Especial)


NO PARA TODOS

“Es una nueva era”, dice Aaron Schacht, jefe del programa de migraña en Lilly. “Hasta ahora, todas las empresas en este campo han dado resultados positivos, por lo que es muy alentador.”

Aunque no para todos: hasta ahora, cerca de la mitad de los pacientes no sintieron alivio; el ensayo de Amgen en fase intermedia mostró que hasta 20 por ciento de los pacientes se liberó del dolor después del tratamiento. Las inyecciones deben aplicarse un par de veces cada semana, mes o trimestre.

“Aunque todavía necesitamos entender la seguridad a largo plazo, los estudios son prometedores”, dice Andrew Russo, profesor en la Universidad de Iowa y quien ha trabajado con los CGRP por 30 años. “Lo emocionante radica en que es una oportunidad para prevenir que se desencadenen migrañas”.

Otras farmacéuticas como Merck intentaron y fracasaron con los CGRP debido a la toxicidad; los nuevos tratamientos permitieron sortear los problemas modificando genéticamente las células.

La tolerancia no ha sido un problema hasta el momento, en los dos estudios de Teva, por ejemplo, no se informaron eventos adversos graves.