Enfoques

Paso Migratorio: contra el maltrato humanitario

La nueva campaña de Amnistía Internacional en defensa de los derechos de quienes cruzan México de paso a Estados Unidos, denominada Paso Migratorio, documenta los abusos a migrantes, a través de un sitio web que recibe fotos y relatos.
Fernando Ramírez de Aguilar L.
31 agosto 2014 17:55 Última actualización 01 septiembre 2014 5:0
Migrantes

Los migrantes se ven obligados a tomar rutas cada vez más peligrosas en donde sufren todo tipo de agresiones, advierte Amnistía. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La oficina en México de Amnistía Internacional (AI) presentó la campaña Paso Migratorio, que tiene como objetivo abordar las graves violaciones a los derechos humanos, sexuales y reproductivos de niñas, niños y mujeres que atraviesan territorio mexicano con la intención de llegar a Estados Unidos.

Chasel Colorado, coordinadora de Incidencia de Amnistía Internacional, presentó el micrositio web www.pasomigratorio.mx, que fue creado con el apoyo financiero de la Fundación Ford, y dijo que este programa tiene el propósito de documentar casos específicos de violaciones a los derechos reproductivos y sexuales de migrantes.

La plataforma, que actualmente documenta diez casos, estará abierta a la sociedad en general para recibir relatos, fotografía u otras manifestaciones artísticas que ayuden a visibilizar y difundir los abusos en contra de los migrantes.

La coordinadora especificó que las violaciones a los derechos de las mujeres se han incrementado, por ello pretenden ejercer presión a las autoridades por medio de la opinión pública.

En la presentación del micrositio, estuvieron presentes Sonia y Leonila Romero, integrantes de la agrupación de mujeres “Las Patronas”, que proporciona alimento a los migrantes que pasan por su comunidad montados en el tren conocido como "La Bestia".

Ellas manifestaron que en los últimos meses han podido observar un aumento en el número de familias y mujeres solas viajando con niños e incluso menores solos tratando de llegar a Estados Unidos.

Leonila Romero se mostró preocupada por las nuevas medidas que el gobierno mexicano ha implementado en la frontera sur, para tratar de frenar la migración.

Esto ha obligado a los migrantes a adoptar rutas más peligrosas, lo que vuelve más vulnerables a las mujeres que son engañadas en la frontera chiapaneca con el fin de que formen parte de redes de prostitución.

Chasel Colorado señaló que la violación sexual “es una constante que ha sido documentada por varias organizaciones y se calcula que seis de cada diez mujeres que ingresan a México como migrantes sufren alguna forma de agresión sexual”.

Ante esta problemática es necesario facilitar el acceso a los servicios de salud mínimos a quienes sufren esos abusos y darles todas las facilidades para que tengan acceso a la justicia.

Hay que recordar que el 11 de agosto pasado, poco más de 40 organizaciones sociales solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su intervención ante las constantes violaciones a los derechos humanos de migrantes provenientes de México y Sudamérica.

La crisis en derechos humanos que actualmente vive el país constituye un llamado de emergencia a las instancias internacionales de derechos humanos. Es por ello momento de que la CIDH vuelva a realizar una visita oficial a México.

A nivel constitucional, constatamos avances históricos enla materia. Sin embargo, tales reformas todavía no han transformado una realidad lacerante, que incluye decenas de miles de personas desaparecidas, ejecutadas, torturadas y víctimas de la violencia impune.