Enfoques

Pagos en bitcoins frustran guerra contra pornografía infantil

El anonimato que guarda los bitcoins ha sido aprovechado por cientos de sitios de pornografía infantil que los aceptan como método de pago.
Bloomberg
10 octubre 2014 18:15 Última actualización 20 octubre 2014 19:39
Conoce las monedas virtuales alternativas al Bitcoin

Diversos usuarios han empleado el algoritmo Bitcoin para mejorarlo y han creado aproximadamente otras 100 monedas virtuales parecidas entre las que destacan las Altcoins, Lifecoin, Zetacoin y Firecoin.

En un edificio de dos pisos de la ciudad universitaria inglesa de Cambridge, los investigadores de Internet Watch Foundation de Gran Bretaña revisan imágenes online de niños que sufren abusos sexuales para tratar de eliminarlas de la Red. Es una tarea desalentadora y este año se volvió más complicada cuando descubrieron un nuevo botón de pago junto a los íconos de Visa, MasterCard y PayPal: Bitcoin.

En enero, los investigadores del grupo empezaron a ver que se aceptaba la criptomoneda para comprar pornografía infantil por cifras que oscilaban entre uno y cientos de dólares. Desde entonces, la fundación descubrió casi 200 sitios web que aceptan bitcoin, y los investigadores de los Estados Unidos, Alemania y otros países están viendo lo mismo. Más de 30 sitios aceptan sólo bitcoin, dice la IWF.

“La aparición de bitcoin como pago de abusos sexuales infantiles constituye un nuevo desafío en esta pelea”, dijo Sarah Smith, investigadora de la IWF. “Esto es sólo el comienzo”.


La policía y los sabuesos de las compañías de toda Europa y los Estados Unidos en los últimos años han logrado progresos en limitar el pago de la pornografía infantil con tarjetas de crédito, haciendo que para los vendedores sea más difícil obtener ganancias con sus imágenes. Bitcoin atenta contra esos esfuerzos al ofrecer a los compradores y los vendedores una forma de ocultar su identidad, dice la policía.

La moneda da a los operadores de sitios web comerciales de abuso infantil un método para revitalizar el flujo de pagos, señaló John Shehan, director ejecutivo del Centro Nacional de Menores Desaparecidos y Explotados de los EE.UU. en Alexandria,Virginia.

ATRACTIVA PARA EL SUBMUNDO

Los defensores de la moneda descentralizada la elogian por sus posibilidades de anonimato, la ausencia de comisiones bancarias y su ubicación en los márgenes de la industria financiera. Pero esos mismos atributos hacen que sea atractiva para el submundo. La policía de por lo menos media docena de países dice que los delincuentes la usan para comprar armas, contratar a un asesino a sueldo, comprar números de tarjetas de crédito robadas y pagar por pornografía infantil online.

“En los últimos años, el FBI observa que Bitcoin y otras monedas virtuales se usan como forma de pago en una amplia variedad de actividad ilícitas”, escribió en un correo electrónico Joshua Campbell, agente especial del FBI.

Cuando Mt. Gox de Japón, antes la bolsa de bitcoin más grande del mundo, cerró en abril después del robo de medio millón de dólares de la moneda, los agentes federales estadounidenses informaron que el servicio había sido usado para pagos mensuales de unos 60 millones de dólares por productos ilegales como pornografía infantil.

Eric Eoin Marques, irlandés-estadounidense que, según el FBI, es el “mayor facilitador de pornografía infantil online”, está preso en una cárcel de Dublín desde agosto de 2013, tratando de eludir la extradición a Estados Unidos. La policía dice que Marques alojaba en la red numerosos sitios web de pornografía infantil y en el mismo servidor administraba una bolsa de bitcoin.

A diferencia de las tarjetas de crédito, que están vinculadas a una persona específica, los bitcoins protegen la identidad de sus poseedores. En la mayoría de los casos, no hace falta más que una dirección de correo electrónico para crear una cuenta, y sólo un puñado de países regula la moneda.