Enfoques

‘Nadie volverá’: Everest cierra por segundo año

En 2014 y 2015, desastres naturales pegaron al Monte, una de las principales fuentes de ingresos para Nepal. La reconstrucción tras el sismo registrado el pasado sábado podría superar los cinco mil millones de dólares.
Bloomberg
27 abril 2015 21:32 Última actualización 28 abril 2015 5:0
Por medio de helicópteros, cientos de montañistas han sido rescatados tras el sismo del sábado. (Reuters)

Por medio de helicópteros, cientos de montañistas han sido rescatados tras el sismo del sábado. (Reuters)

Ada Tsang recuerda el tremor de la tierra y cómo intentaba cerrar la tienda de campaña antes que un rugiente alud de nieve la cubriera. Tsang, una profesora de secundaria de Hong Kong, cayó al suelo, inconsciente.

“Todo el mundo gritaba ¡Corran! ¡Corran!”, cuenta mientras se recupera en un hospital de Katmandú; su rostro está hinchado y con cortadas, lleva la cabeza vendada. “Al final nos alcanzó y golpeó a todos”.

Cuando despertó, Tsang vio cuerpos dispersos alrededor del Monte Everest, serían algunas de las víctimas que se cobró el terremoto que sacudió a Nepal el sábado. La cifra oficial de muertos ahora asciende a más de cuatro mil personas, incluidos 19 montañistas, pero seguramente aumentará.


Por segundo año consecutivo, los desastres naturales golpean al Everest, afectando una de las más importantes fuentes de ingresos del segundo país más pobre de Asia. La consultora IHS estima que los costos de reconstrucción podrían superar los 5 mil millones de dólares. Eso equivale a una quinta parte de la producción anual de la economía de Nepal, primordialmente agraria, que depende del turismo y las remesas.

Desde que el neozelandés Edmund Hillary y el nepalés Tenzing Norgay alcanzaron la cumbre en 1953, más de cuatro mil personas han hecho el ascenso, creando una industria de tamaño considerable.

Los sitios web de empresas turísticas estadounidenses promocionan viajes en grupo a la cima con guías occidentales y nepalíes que cuestan más de 50 mil dólares por persona y más del doble para escaladas con un guía personal occidental. Para un sherpa, el trabajo le supone un salario de 700 mil rupias nepalíes, explica Bhim Paudel, gerente de operaciones de una empresa de excursiones en Katmandú. Al cambio, son unos seis mil 900 dólares en una nación donde el ingreso per cápita es de 750 dólares.

Paudel dice que sabe que en el campamento base aún hay cuerpos de guías en espera de ser recogidos. No ha tenido tiempo de pensar en la compensación que dará a los deudos. 

Nuestra prioridad son los heridos. Los muertos ya están muertos, no hay nada que puedas hacer por ellos...

1
   

     

Everest campamento tras avalancha. (Reuters)


“La gente va al Everest sabiendo que hay riesgos, peligros objetivos que escapan de su control, como viajar a través del Khumbu desde el campamento base hasta el campamento uno, el riesgo asociado con el montañismo a gran altura”, señaló Tom Briggs, director de marketing de Jagged Globe, una empresa británica que lleva grupos al Everest. “Pero no van al Everest pensando que podrían quedar atrapados en un terremoto”.

Las estimaciones sobre el número de personas que se encontraban en el Everest cuando el terremoto desencadenó la avalancha varían. Paudel dijo que había alrededor de mil, de las cuales 400 eran escaladores y el resto porteadores y sherpas, el grupo étnico nepalí famoso por guiar a los alpinistas.

Ang Tshering Sherpa, presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal, calcula el total en 800. Dijo que no espera que “se hallen más cuerpos”. Pasarán días antes de que haya oportunidad de peinar la montaña y ver si tiene razón.

Un grupo de helicópteros ligeros pudo llegar a un campo de mayor altitud el lunes y trasladó a la mayoría de los 180 montañistas que se habían quedado varados en la ladera de la montaña. Un tramo de hielo entre el campamento base y el uno, conocido como el Khumbu, quedó intransitable.

Aunque Tsang recuerda que cinco personas en su grupo murieron, dice que vio unos 30 o 40 cuerpos.

1
   

   

Un helicóptero rescata a alpinistas en el Everest (Reuters)


Mientras Paudel planea con seis hombres las operaciones de rescate, sentado en las oficinas de Himalayan Guides Nepal, recuerda la temporada de ascenso de 2014, que fue cancelada luego que 16 guías murieron en una avalancha.

La agencia estatal de noticias china (el Everest se extiende a ambos lados de la frontera entre Nepal y China) informó el lunes que el país suspendió todas las escaladas de primavera en su lado.

Briggs, de Jagged Globe, dijo que seguramente las excursiones se interrumpirán esta temporada. “Es difícil pensar en futuras expediciones al Everest”, señaló. Un ejecutivo de Google, Dan Fredinburg, quien viajó al Everest con Jagged Globe, estaba entre los muertos.

Ada Tsang recordaba su experiencia en el Everest sentada cerca de una zona improvisada con colchones en el suelo, bajo un techo de lona en el Hospital Internacional Swacon, en la capital. La sala se armó así porque algunos pacientes se negaron a entrar para recibir tratamiento por temor a otro terremoto. 

Nadie volverá después de lo que pasó

cerrado