Enfoques

La capital aún no despega en materia económica

Enrique Provencio, presidente del Consejo Económico y Social del Distrito Federal, reconoció los rezagos existentes, pero afirmó que no todo es responsabilidad del gobierno local
Rafael Montes
30 marzo 2014 21:12 Última actualización 31 marzo 2014 5:0
Ilustración pobreza df enfoques

Ilustración pobreza df enfoques

CIUDAD DE MÉXICO. En entrevista con EL FINANCIERO, Enrique Provencio, presidente del Consejo Económico y Social del Distrito Federal, aseguró que la capital del país no ha logrado despegar en materia de desarrollo económico.

Explicó que si bien por una parte, la economía de la ciudad da señales de reactivación económica; muy alentadoras por la generación de empleos en sectores considerados “estratégicos”, como los seguros, las consultorías, la innovación tecnológica, el diseño y las telecomunicaciones, al mismo tiempo, la mayor parte de esos empleos creados son precarios.

El experto detalló que el empleo en la ciudad de México se ha caracterizado en los últimos años por la precarización de las condiciones laborales; “están mal pagados, bajo condiciones desfavorables, sin contratos o sin seguridad social”, reclamó.

“Esto ocasiona que la inestable recuperación que se vino observando desde 2010 tenga condiciones de precariedad”, lamentó.

Como parte de su programa de trabajo propuesto para el periodo 2013-2015 al frente del Consejo Económico y Social, un órgano consultivo del gobierno de la ciudad, elaborará estudios para analizar las problemáticas y proponer soluciones en seis temas clave.

Éstos son la competitividad social; es decir, empleo decente, ambiente laboral, política de ingresos y trabajo formal, con todas las prestaciones de ley; movilidad y transporte; economía del cuidado, o sea, negocios dedicados a la atención y asistencia, de los que, dijo, hay un grande nicho por explotar; industrias culturales; encadenamientos productivos y reordenamiento de mercados.

Gobiernos de izquierda, balance

En los últimos 14 años, en los que la capital ha sido gobernada por la izquierda, “la política económica propia de la ciudad no ocupó una prioridad alta para los gobernantes”, sino que se enfocó principalmente en políticas sociales, las cuales, dijo Provencio.

Puntualizó que “ayudaron acertadamente a amortiguar el bajo crecimiento que había venido teniendo la ciudad”, desde hace unos 40 años, cuando se desconcentraron actividades intensivas de las industrias.

“Hasta ahora, la ciudad de México ha tenido políticas muy activas en términos de equidad, pero al mismo tiempo políticas muy pasivas, en términos de fomento y promoción de inversiones”, afirmó Provencio, quien aseguró que es momento de que la capital del país evolucione hacia una época de atracción de inversiones.

El Consejo Económico y Social es un órgano creado en el año 2009 para coadyuvar con el gobierno en la elaboración de políticas públicas que fomenten el desarrollo económico.

Enrique Provencio asumió el cargo honorario de presidente del Consejo en noviembre del año pasado y antes de encabezar su primera asamblea del 2014, reconoció que debido a la actitud pasiva en cuanto al fomento de las inversiones, se han perdido, desde la década de los ochenta, seis puntos porcentuales del Producto Interno Bruto.

El plan de trabajo que Provencio presentó ante el resto de los integrantes del Consejo, un órgano consultivo del gobierno de la ciudad en el que participan representantes de la academia, la industria y la administración pública, tiene como objetivo convertir a la ciudad en un lugar próspero económicamente y todavía más habitable.

Los proyectos que presentó para su discusión y aprobación buscan que el Distrito Federal sea una ciudad amigable, con una alta calidad de vida, con un transporte eficiente, con una buena calidad de aire y segura, ante las catástrofes naturales y la delincuencia.