Enfoques

Hay un horizonte adverso en nuestro radar ambiental

Hoy se conmemora el Día de la Tierra, por lo que resulta oportuno revisar la opinión de los expertos sobre las amenazas a la ecología, consideran que México sólo hace 5% de lo que tendría qué hacer en este rubro.
Miriam de Regil
21 abril 2014 23:25 Última actualización 22 abril 2014 5:0
Automóvil atascado. (Archivo)

México es un país altamente vulnerable a los efectos del cambio climático. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. Olas de calor más intensas , incendios forestales más prolongados, inundaciones y sequía son fenómenos que el cambio climático incrementará en México en los próximos años y que los científicos actualmente aseguran sí se pueden atribuir hoy al calentamiento global.

De acuerdo con informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), en su capítulo dos, en especial en lo que refiere a América del Norte, se destaca que México, Canadá y Estados Unidos son tres naciones altamente vulnerables al cambio climático y que de no trabajar desde ahora en acciones de mitigación y adaptación padecerán más los efectos negativos de esta realidad mundial.

Patricia Romero Lankao, investigadora de National Center for Atmospheric Research de Estados Unidos, quien coordinó el capítulo de América del Norte del grupo dos del IPCC, explicó que aunque ya se registran trabajos para combatir el cambio climático, éstos no son suficientes y en el caso de México, “una nación líder en temas al respecto”, todavía existen muchas impedimentos por enfrentar”.

México, aseguró, está haciendo sólo cinco por ciento de lo que se tendría que hacer, “debemos empezar a actuar e introducir a todos en la noción del riesgo, pues por más adaptación que se trabaje, sino mitigamos no podremos superar los problemas por venir”.

Asimismo dijo que en lo que respecta a sequías el centro y norte del país se verán más afectados, en inundaciones los estados del centro y los costeros padecerán esta problemática más, lo cual sin duda impactará a la economía y sectores como el turismo e incluso los recursos marinos, las olas de calor serán un riesgo para todas las zonas urbanas, en donde los problemas de salud relacionados serán más severos, la extracción de agua en el norte provocará amenazara la seguridad alimentaria.

Recordó que los desastres en el país ocasionados ya por la sequía e inundaciones costó a México más de 500 millones de dólares.

“Hay mucho por hacer y no debemos esperar más a dar paso a verdaderas acciones de respuesta. Estos riesgos pueden imponer a los tomadores de decisiones límites que no podrán superar”.

El informe del IPCC advierte que las emisiones mundiales de gases efecto invernadero han aumentado a niveles sin precedentes a pesar de que existe actualmente un alto número de políticas para reducir el calentamiento global.

De acuerdo con este quinto informe de evaluación: Cambio Climático 2014, Mitigación del cambio climático, el registro de incremento es considerable dentro del periodo que comprende del año dos mil al 2010, donde las emisiones crecieron más que en cada uno de los tres decenios anteriores.

Destaca que sólo un cambio institucional y tecnológico haría que hubiera más de 50 por ciento de probabilidades de que el calentamiento global no supere ese umbral.

Durante la presentación de este documento en el Senado de la República, José Franco titular de la Academia Mexicana de Ciencias, destacó que este tipo de resultados es importante que los conozca la sociedad y en particular los legisladores federales, “y en está realidad, lo que hacen falta son las decisiones políticas para realmente avanzar”.

Mario Molina, Premio Nobel de Química, aseguró que México al igual que el resto de las naciones tienen que ser más agresivos en el combate al cambio climático, pues se cuenta con el potencial para hacerlo, “pero todavía, en el caso de México no lo implementamos con mucha claridad”.