Enfoques

Más fármacos y mejores, ¿pero cómo pagarlos?

Más de 30 medicamentos contra el cáncer que llegaron al mercado de Estados Unidos en los últimos años, el problema es que cuestan 5 mil dólares al mes.
Bloomberg
02 marzo 2015 23:2 Última actualización 03 marzo 2015 8:20
Medicamentos. (Bloomberg)

Medicamentos. (Bloomberg)

Por décadas los pacientes de melanoma avanzado tenían pocas opciones de tratamiento. La mayoría moría al cabo de un año a causa del cáncer; hoy, una nueva generación de terapias biotecnológicas está a punto de cambiar eso. Un nuevo fármaco, Opdivo de Bristol-Myers Squibb, incrementó las tasas de supervivencia en los ensayos clínicos a 73 por ciento desde el 42 por ciento de la quimioterapia estándar.

Pero hay un problema con Opdivo: cuesta 150 mil dólares al año por paciente. Más de 30 medicamentos contra el cáncer que llegaron al mercado entre 2010 y 2014 cuestan 5 mil dólares al mes o más, según datos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York.

La industria farmacéutica está cosechando hoy una oleada de costosos medicamentos de avanzada que prometen tratar desde cánceres raros a hepatitis C. Este elevado costo enfrenta a la industria con quienes tienen que soportar el precio de los éxitos en la ciencia médica.

El conflicto amenaza con frenar el ritmo de los descubrimientos futuros y el acceso de los pacientes a estos medicamentos. Las acciones de Pharma cayeron cuando Express Scripts y otros administradores de beneficios para medicamentos recetados decidieron favorecer medicinas más baratas por encima de las más caras.

En diciembre, Express Scripts detonó una guerra de precios en los medicamentos para la hepatitis C cuando excluyó de su lista principal de medicamentos cubiertos un nuevo fármaco de Gilead Sciences que costaba más de mil dólares al día. En su lugar, favoreció un medicamento rival de AbbVie, que ofreció importantes descuentos para quedarse en la lista.

"Los costos son tan exorbitantes, el sistema sanitario no puede sufragarlos”, dice Steven Avey, vicepresidente de programas especializados en MedImpact Healthcare Systems, un administrador de beneficios de medicamentos recetados.

Leonard Schleifer, CEO de Regeneron Pharmaceuticals, lo ve de otra manera. “Impedirás que la gente siga innovando” si la cobertura se limita a los medicamentos con los precios más bajos, arguye.

En Estados Unidos, la cobertura de medicamentos está acercándose a un punto crítico, dice Stephen Schondelmeyer, economista de la Universidad de Minnesota, quien lleva décadas monitoreando los precios.

Podemos reducir los precios, reducir los medicamentos que están cubiertos o reducir el número de beneficiarios, y ninguna de esas opciones es aceptable

"Todo se traduce en reducción de ingresos para las farmacéuticas. Tendremos que hacer una o más de esas tres cosas en algún momento en los próximos cinco años”.

Los 41 nuevos medicamentos aprobados en 2014 por la Food and Drug Administration (FDA) fueron una cifra no vista en 18 años. La dependencia concedió a nueve un trato expedito por considerarlos avances importantes.

Así, los avances científicos, la mayor inversión en biotecnología y las nuevas políticas de agilización de trámites de la FDA están aumentando las posibilidades de más descubrimientos. Los investigadores de IMS Health calculan que al año llegarán al mercado de 30 a 35 medicamentos, frente a un promedio de 25 en los años de 2000 a 2013.

CVS Health, el segundo mayor administrador de beneficios de medicamentos recetados en EU después de Express Scripts, indicó que algunos de los fármacos que serán aprobados este año serán de los más costosos en la historia, con ventas anuales de hasta 150 mil millones de dólares, el equivalente a cerca de la mitad de todo el gasto actual en medicamentos del país.

1
   

    

ME. Más y mejores medicinas, ¿pero cómo pagarlas?
cada vez mas caros los medicamentos


Los ejecutivos farmacéuticos que adoptan en enfoque agresivo con los precios se arriesgan a caídas bursátiles o a perder su empleo. Las acciones de Sanofi tuvieron el 28 de octubre su peor caída en 15 años tras anunciar que las ventas de sus medicamentos para la diabetes no aumentarían este año porque tuvo que bajar los precios de su insulina Lantus a fin de que permaneciera en las listas de los administradores de beneficios. El CEO Chris Viehbacher fue destituido el día siguiente.

Otra farmacéutica que se vio obligada a bajar sus precios para poder entrar en esa canasta de medicamentos fue GlaxoSmithKline con su fármaco Advair para el asma.

No obstante, la tendencia de los precios no se ha revertido. Según Truveris, un desarrollador de software que analiza los costos de los fármacos y sus beneficios, en Estados Unidos el precio promedio de más de cinco mil medicamentos recetados de uso común aumentó 11 por ciento el año pasado, una tasa 14 veces mayor que la de la inflación al consumo. IMS considera que el gasto en fármacos prescritos en EU alcanzará 450 mil millones de dólares en 2018, frente a los 329 mil millones en 2013.

En Europa, las farmacéuticas llevan tiempo negociando con los gobiernos los precios de los medicamentos. Desde la crisis financiera, se han intensificado las presiones para mantener bajos los precios. Reino Unido tiene una agencia estatal que asesora a su Servicio Nacional de Salud sobre los tratamientos que representan una mejor relación calidad-precio.

Y la FDA no deja de reconocer la calidad de los fármacos más recientes que pasan por el escrutinio de la agencia, “son mucho más eficaces de lo que hemos visto en el pasado", dice John Jenkins, director de la oficina de nuevos fármacos de la dependencia. No hace mucho la agencia recibía a trámite medicamentos que reducían los tumores en sólo el 10 a 15 por ciento de los pacientes, pero “ahora estamos viendo terapias con una tasa de respuesta del 50 al 70 por ciento”.

"Desde un punto de vista científico, nunca ha habido un momento más emocionante", admite Steve Miller, director médico de Express Scripts. "Pero ¿cómo vamos a pagarlo?"