Enfoques

Falta mayor precisión de funciones de gendarmes

Especialistas muestran sus dudas sobre el accionar de la nueva división de la Policía Federal que fue presentada el pasado viernes, ya que existe el riesgo de caer en la generalidad, advierten.
Fernando Ramírez de Aguilar L.
24 agosto 2014 20:36 Última actualización 25 agosto 2014 5:0
Gendarmería (Reuters)

Son cinco mil elementos los que conforman la Gendarmería, tanto de proximidad como de reacción. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO. El gobierno federal debe más preciso y específico sobre las nuevas atribuciones de la División de Gendarmería Nacional —que esta misma semana entrará en operación— para evitar que realice las mismas tareas de otras divisiones de la Policía Federal y contribuya, en el mediano y largo plazo, a mejorar las condiciones de seguridad pública y fortalecer la coordinación institucional entre municipios, estados y la federación.

Así lo consideraron los académicos de la UNAM, Javier Oliva Posada y Daniel Márquez Gómez, especializados en temas de seguridad nacional, quienes al ser consultados por El Financiero, mostraron sus dudas sobre este nuevo esquema de seguridad.

Oliva Posada, doctor en ciencia política y uno de los expertos más calificados en temas de seguridad nacional, consideró que, a su juicio, la Gendarmería como una nueva institución federal, debió de contar con nuevas atribuciones que no se detallan en el Reglamento de la Ley de la Policía Federal que la Secretaría de Gobernación que apenas publicó en el Diario Oficial.

Explicó que las nuevas funciones debieron ser más específicas y no caer en “la generalidad”. Ejemplificó que “no hay precisión sobre las estrategias integrales para fortalecer la seguridad pública de las personas ante la presencia de la delincuencia organizada o al alto índice delictivo, que amenacen la vida, la libertad, la integridad o el patrimonio de los ciudadanos”.

“Eso en realidad eso no nos dice nada nuevo y como un nuevo jugador institucional para mejorar las condiciones de seguridad pública, se debió ser más precisó en qué consisten sus nuevas funciones y si se fortalecerá la coordinación institucional con estados y municipios, por ejemplo; o en cómo se va a respaldar a los sectores productivos para que no sean sujetos de extorsión por parte de los grupos delictivos”, indicó el doctor Oliva.

El doctor Daniel Márquez Gómez, coordinador dePlaneación del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y experto en temas constitucionales, dijo que la Gendarmería debe romper con el desprestigio de la Policía Federal, la cual entró en un proceso de descomposición y de desconfianza por parte de la ciudadanía, luego de casos como el de la francesa Florence Cassez; el incidente en Tres Marías con agentes de la embajada de Estados Unidos y la balacera entre agentes en el aeropuerto.

“La Gendarmería es un excelente intento del gobierno federal para tratar de revertir el problema de seguridad, y ahora, lo que hay que buscar es que esta nueva fuerza policial que con cinco mil efectivos es muy limitada para atender todo lo que se requiere, comience a operar coordinadamente con otras instituciones estatales y municipales”.

Márquez Gómez dijo que no le gustó la formación bajo un esquema militar con fines policiacos, pues debió desarrollarse más en el tema de investigación con enfoque a los derechos humanos y consideró que la salida del doctor Mondragón y Kalb generó una transición que modificó el esquema inicial.

Ernesto López Portillo Vargas, director del Instituto para la Seguridad y la Democracia, señaló que “jamás habrá policía federal que alcance en un país donde la autoridad local no logra ser el primer y más cercano frente de protección al ciudadano” y opinó que “el país no necesita más, sino mejor policía”.

“Un