Enfoques

Estrenará cableado subterráneo el Centro Histórico capitalino

Las obras duraron tres años y hoy serán entregadas en un acto en Palacio Nacional; con esto, se podrán evitar las constantes explosiones de ‘mufas’ en el primer cuadro de la capital
Rafael Montes
02 junio 2014 21:17 Última actualización 03 junio 2014 5:0
Mufa Centro Histórico CUARTOSCURO

Los transeúntes estaban expuestos al abrupto estallido de una ‘mufa’.(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El Presidente Enrique Peña Nieto y el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, inaugurarán este martes la nueva red eléctrica subterránea del Centro Histórico que fue instalada durante más de tres años por la Comisión Federal de Electricidad en el perímetro de Donceles, Circunvalación, Chimalpopoca y Eje Central, en el primer cuadro de la ciudad.

Desde 2011 se inició con la renovación de la instalación eléctrica que presentaba un severo desgaste debido a la antigüedad, lo que ocasionaba repetidas explosiones de “mufas” que ponían en riesgo a los transeúntes del Centro Histórico.

De acuerdo con fuentes de la Autoridad del Centro Histórico, la nueva red, considerada “inteligente”, se controla de manera remota desde las oficinas de Comisión Federal de Electricidad en la colonia Anzures y para hacer reparaciones, los tramos en los que se registren averías se seccionan para no dejar sin corriente a los usuarios de las inmediaciones y atender específicamente el segmento en cuestión.

Con la nueva red de electricidad en el Centro Histórico, los grandes usuarios de energía debieron migrar sus instalaciones hacia una de media tensión y colocar transformadores que corrieron por su cuenta.

Las fuentes consultadas explicaron que para usuarios menores de energía eléctrica, las subestaciones del Teatro Blanquita y de la Iglesia de la Soledad proporcionan el suministro, pero para los grandes usuarios, como el Banco de México, tiendas departamentales y corporativos, como el de Telmex ubicado en la calle de República de Uruguay, la energía se les proporciona “en bruto” y ellos son los que deben transformarla para dosificarla en sus instalaciones.

Esto representa un ahorro de hasta el 30 por cierto en el costo de la energía eléctrica, explicó el funcionario, quien dijo que la primera institución en migrar en el Centro Histórico a esa modalidad de suministro fue el Banco de México.

Actualmente, se lleva un avance del 99 por cierto de los grandes usuarios con nueva instalación eléctrica.

Uno de los últimos usuarios en colocar su nueva instalación fue el Hospital de Jesús, el cual, al no tener recursos, fue apoyado por la Fundación Gonzalo Río Arronte para adquirir su transformador y modificar su cableado para recibir la corriente eléctrica proveniente de la nueva instalación subterránea.

El evento en el que se anunciará la puesta en operación de esta infraestructura se realizará hoy martes a partir de las 11:30 horas en el Palacio Nacional.