Enfoques

Más estacionamientos fomentan uso de autos

Propone el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo que en vez de más espacios para dejar vehículos, se amplíe la oferta de transporte público.
Rafael Montes
01 septiembre 2014 20:56 Última actualización 02 septiembre 2014 5:0
estacionamiento

El corredor Reforma conllevaría un déficit importante en lugares de estacionamiento, advierte experto. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. En sólo tres años, entre el 2014 y el 2017, el corredor Reforma podría atraer a 11 mil vehículos más hacia las oficinas que en esa vialidad se edifican porque se construirán igual número de cajones de estacionamiento, lo que agravará los problemas de embotellamiento que se viven diariamente en la capital, advirtió el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés).

Por ello, alertó de la necesidad de modificar el Reglamento de Construcciones del Distrito Federal para suprimir la exigencia de construir un mínimo de cajones de estacionamiento a los nuevos desarrollos inmobiliarios que se ubiquen cerca de estaciones de transporte público o de zonas con infraestructura ciclista y peatonal.

De acuerdo con el documento Desarrollo Orientado al Transporte del ITDP, “los requerimientos de cajones sólo incrementan los precios de vivienda, bienes y servicios y da pie a una sobreoferta de cajones que incentiva el uso del auto”.

El pasado viernes, en su visita a la ciudad de México, el presidente de la Junta Directiva de ITDP y exalcalde de Bogotá, Colombia, Enrique Peñalosa, afirmó que la única manera de resolver el problema de los embotellamientos es restringir los espacios de estacionamiento en los destinos de las personas que se mueven en las grandes ciudades, pues dijo que el tener un espacio garantizado para estacionar el auto, fomenta su uso, aumenta el número de emisiones, se disminuye la calidad del aire y se genera estrés y ruido.

“¿Cómo se resuelven los embotellamientos? Solamente se resuelve restringiendo el uso del carro. Hay muchas maneras, como cobrar por ir a ciertas zonas de la ciudad, como en Londres y Estocolmo, pero la manera más obvia de restringir el uso del auto es restringiendo el estacionamiento. Más estacionamiento, más embotellamiento”, afirmó el experto.

EXPERIENCIAS INTERNACIONALES

El ITDP ejemplificó que en ciudades como Londres, Inglaterra, la torre The Shard, un edificio de 87 pisos en el que conviven viviendas, hotel, oficinas y restaurantes, sólo tiene 47 cajones de estacionamiento, pues a 207 metros se ubica la estación de Metro London Bridge; mientras que la torre The Gerkhin, de 41 pisos, sólo tiene 5 cajones de estacionamiento, pero a 500 metros están las estaciones de Metro Aldgate East y Moorgate y además, tiene 118 espacios para bicicleta.

En París, Francia, la disposición indica que si un edificio nuevo está a menos de 500 metros de una estación de Metro no se exige construir estacionamiento.

En contraste, aquí en la Ciudad de México la Torre Bancomer, un exclusivo edificio de oficinas, ubicado en la esquina de Paseo de la Reforma y Lieja, está a 270 metros del paradero de Chapultepec y diversos medios de comunicación circulan a su alrededor, además de que por su puerta pasa una ciclovía. Sin embargo, contará con tres mil cajones de estacionamiento.

Otro caso es el de la Torre Mítikah, de 60 pisos, ubicada en Río Churubusco y avenida Universidad, a 176 metros del Metro Coyoacán, que tendrá 10 mil cajones de estacionamiento.

REINGENIERÍA... PERO DE RECURSOS

Al respecto, el ITDP sugirió que en cambio, para aprovechar la ubicación de los edificios del corredor Reforma, se deben destinar los recursos que se emplearían en la construcción de estacionamientos, alrededor del 40 por ciento de la inversión, en mejorar el transporte de la zona.

La recomendación de los expertos es ofrecer mayor cobertura y calidad de movilidad sustentable, como fortalecer el Metrobús o el transporte público que corre por Reforma, mejorar la infraestructura ciclista y peatonal de la zona y consolidar las estaciones cercanas del Metro.

La organización criticó que en el DF si se desea construir menos estacionamiento, el reglamento vigente no lo permite, sino que más bien obliga a los desarrolladores a construir cajones que encarecen el edificio e incentivan el uso del auto. En contraste, si se desea construir más cajones que lo exigido, a pesar de contar con transporte público, nada lo impide. Con ello, asegura el ITDP, se atraen más vehículos a la zona, lo que genera más congestión.

Peñalosa dijo que el gobierno y la reglamentación no debería preocuparse por garantizar estacionamiento, pues eso es un asunto privado.

“La Constitución mexicana tiene muchos derechos, páginas y páginas de derechos, pero aún así no está incluido el derecho al estacionamiento. Entonces si el alcalde decide ampliar la banqueta o hacer ciclovías, los señores ricos van a decir al alcalde ¿ahora dónde vamos a estacionar? Y el alcalde les puede decir “estaciónese donde le dé la gana”.