Enfoques

Combate a la negligencia parental, al bullying y mobbing, incluidos en Ley de protección infantil

La iniciativa preferente de la Ley General de atención a la niñez enviada por el Presidente se modificó en un 80 por ciento. Esperan que entre este jueves y el próximo martes se dictamine o apruebe la nueva legislación.
Miriam De Regil
24 septiembre 2014 21:18 Última actualización 25 septiembre 2014 5:0
La nueva ley pretende combatir el maltrato infantil y asegurar los derechos de niños y adolescentes. (Archivo/Cuartoscuro)

La nueva ley pretende combatir el maltrato infantil y asegurar los derechos de niños y adolescentes. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La iniciativa preferente de Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes que el presidente Enrique Peña Nieto envió a principios de septiembre al Senado de la República fue modificada en al menos 80 por ciento de su contenido, según informaron legisladores y organizaciones de la sociedad civil, quienes revelaron que, inclusive, la propuesta presidencial podría cambiar de nombre y convertirse en la Ley General para la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, ya que se pretende contar con una legislación garantista y no de tipo paternalista, como se proponía originalmente.

En la víspera de que venza el plazo para que la Cámara alta a la discusión de la primera iniciativa preferente del Ejecutivo en este sexenio, media docena de comisiones senatoriales han estado realizando diversas adiciones al documento original y se prevé que entre este jueves y el próximo martes sea dictaminada y en su caso aprobada la nueva legislación.

Entre las modificaciones destaca el fortalecimiento del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en cuanto a sus facultades y atribuciones, dotándolo también de mayor presupuesto para que cumpla mejor con sus responsabilidades como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud.

Por otra parte, también se prevén sanciones de tipo penal a medios de comunicación que publiquen información que haga apología del delito en el caso de menores, o que no respete la dignidad, privacidad e identidad al mostrar sus rostros y dar a conocer sus nombres en delitos como violaciones sexuales y trata de personas, entre otros.

De acuerdo con los legisladores Martha Elena García, de Grupos Vulnerables; Hilda Flores, de Equidad de Género, y Juan Carlos Romero, de la Comisión de Educación, las correcciones que se llevaron a cabo atendieron las recomendaciones que surgieron en los foros de discusión de la referida iniciativa, así como las que provinieron de las agencias de la Organización de las Naciones Unidas, como el Unicef, y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

También se tomaron en cuenta las propuestas de organizaciones civiles, de instituciones públicas, entre ellas el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y de expertos en el tema.

Se informó que se aprobó incluir en el dictamen de la iniciativa las propuestas para combatir de manera eficaz el maltrato infantil, que incluye el bullying, mobbing, maltrato institucional y negligencia parental.

Los representantes de la sociedad civil advierten que todos los ajustes que se hicieron a la iniciativa deberán traducirse en favor de los 40 millones de menores y jóvenes que viven en México y que esto por sí sólo es un avance para el país.

Y aunque la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) califica como buena la disposición de los senadores por escuchar a la sociedad civil, asegura que requiere estar al pendiente del documento final para valorarlo con respecto al Índice de Medición de Calidad de Leyes en el Marco Normativo de los Derechos de la Infancia y para observar que efectivamente cumpla con lo estipulado.

Para Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la Redim, “el diablo puede estar en los detalles”, y por ello hay que ver bien “todo lo relacionado con los mecanismos de participación infantil y de la sociedad civil, así como de la configuración del sistema de información nacional y del presupuesto.